Protege IEPC desvíos de Aristóteles y Villanueva

Rechazan querellas del MC contra PRI

El Instituto Electoral y de Participación Ciudadana afirma que no hay pruebas para determinar que los priístas hayan recurrido en delitos electorales

Por Rogelio Castro

Tanto la denuncia interpuesta por el MC en el que indica que desde el gobierno estatal se lanzó una campaña para desprestigiar a Enrique Alfaro como la que acusa a dos funcionarios de desvío de recursos con fines electorales fueron desechados por el IEPC, por falta de pruebas/Foto: Archivo Página 24

Tanto la denuncia interpuesta por el MC en el que indica que desde el gobierno estatal se lanzó una campaña para desprestigiar a Enrique Alfaro como la que acusa a dos funcionarios de desvío de recursos con fines electorales fueron desechados por el IEPC, por falta de pruebas/Foto: Archivo Pagina 24

Nulas, las denuncias del Movimiento Ciudadano interpuestas al militante priísta Ricardo Villanueva y a los funcionarios públicos estatales Alberto Lamas y Salvador González Reséndis, por el presunto desvío de recursos de programas sociales con fines electorales y la existencia al interior del gabinete estatal de un denominado “cuarto de guerra”, desde donde se tiene el control de los medios y se desacredita la figura pública de Enrique Alfaro.

Ayer en sesión extraordinaria, el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana, rechazó las dos denuncias provenientes del partido ciudadano en contra de miembros del PRI al considerar la inexistencia de pruebas contundentes que demuestran los hechos.

Las querellas presentadas ante el Instituto, anunciaban la existencia de “un cuarto de guerra” orquestado por el gobernador del estado desde donde se formula una guerra sucia contra el líder moral del MC, y el desvío de recursos de programas de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social como el de Bienevales y Mochilas con los útiles, para actos de proselitismo.

El presidente del instituto electoral, Guillermo Alcaraz Cross, aclaró que la improcedencia de la primer demanda, la “del cuarto de guerra”, se fue a pique debido a que el consejo no vio elementos sólidos para determinar la veracidad de los actos.

“Ellos presentan una denuncia que tiene que ver contra el PRI y los servidores públicos, que se declara infundada en virtud de que no obran en el juicio elementos probatorios suficientes o determinantes” debido a que, explicó, se presentaron notas periodísticas y copias simples que carecen de sustento que le dé la validez de prueba.

En el caso del presunto desvío de recursos sociales para fines propagandísticos, la situación se torna diferente debido a que el organismo de justicia electoral encontró un resquicio dentro de la ley para desechar la denuncia, que se basa en el apartado “Propaganda política electoral. La inclusión de programas de gobierno en los mensajes de los partidos políticos, no trasgrede la normativa electoral” leyó tácito Alcaraz Cross, es decir, los partidos políticos pueden utilizar la información que deriva de tales programas, en ejercicio del derecho que les concede la legislación para realizar propaganda política electoral.

Con lo que la propaganda partidista denunciada, aunque alude a programas y acciones sociales concretas del gobierno que preside, es válida mientras no se promocione la imagen de un precandidato, se difundan propuestas, se solicite el sufragio o se haga referencia a un proceso electoral en particular y demás.

Publicado en: Pagina 24 Jalisco

Comparta Esta Nota en: