Arrecia la inseguridad en Mezquitán Country

Rateros operan a todas horas, lamentan vecinos

Lo peor es que escasea el patrullaje policial, y cuando detienen a algún maleante, éste vuelve a la calle a los tres días

Por Rafael Hernández Guízar

Fotografía relevante a la nota.

No conformes con asaltar a jóvenes de la secundaria y a los repartidores de la Pepsi de la zona, los desesperados rateros se han robado pedazos de alcantarillas y tapas de registro para venderlos al kilo y así pagar sus vicios/Fotos: Francisco Tapia

La inseguridad está al máximo en la colonia Mez­quitán Country, al norte de Guadalajara, vecinos de la zona lamentaron que no haya resultados por parte de la po­licía municipal.

“La seguridad está pési­ma, hay mucho ratero y asal­tan mucho a los muchachos que trabajan en la Pepsi, a los niños que vienen de la se­cundaria nomás están como cazándolos, a esos chama­quitos que vienen solos les quitan sus tenis, les quitan las mochilas y al rato andan las mochilas ahí tiradas ya que les sacaron lo que pueden, los negocios están muy mal tam­bién por la inseguridad, yo tenía una cenaduría y la tuve que cerrar por eso”, indicó Marcela Nieto, una de las ve­cinas entrevistadas.

Ella misma fue víctima de la delincuencia en su co­munidad y tuvo que cerrar su negocio, al menos por las noches al no haber seguri­dad en las calles.

“Se metieron una vez a ro­bar porque me ayudaba uno de mis hijos y no quería que hubiera represalias, por eso yo abro nada más en las mañanas. Luego hay muchos muchachos que consumen drogas, usted pasa por la noche con su carro y se le acercan para ofrecerle droga, y luego pues los de la patrulla vienen y se los llevan pero luego a los dos o tres días ya están libres otra vez”.

La decepción de los veci­nos es cuando no pasa la pa­trulla pero no sólo eso, sino que además, cuando agarran a algún ratero, este sale en poco tiempo.

“Necesitamos que haya control efectivo, que si aga­rran a una persona que se lo lleven y que no salga luego luego, porque imagínese un jovencito que le quiten sus te­nis o la mochila, o el celular y qué va a hacer, ni modo que él vaya y levante la denuncia, aquí hace falta que hagan algo bien con eso y que no salgan los rateros así de rápido, que los procesen”.

Por ello, esta mujer hizo un llamado a su alcalde Pablo Lemus Navarro, que ponga especial atención a la policía municipal y a la inseguridad en esta colonia: “Que tengan una policía más efectiva, que tengan a los policías que sean efectivos y que saquen a los que no, que premien a los po­licías buenos y que manden de esos aquí”, indicó.

Share This Post On