“El gobierno de Aristóteles Sandoval hizo espionaje”

Asegura Alfaro que anterior administración intervino conversaciones

Fotografía relevante a la nota.

“Tenemos la presunción de que el sistema y su contenido pudo ser utilizado por personas ajenas a la Fiscalía en ese tiempo y con un fin distinto para el que fue adquirido”, aseguró el gobernador Enrique Alfaro, quien agregó que el sistema se utilizó en 2018 por diversos usuarios, que no había control de las claves y se movía de lugar a otras dependencias, cuando debía estar sólo en Fiscalía/Foto: Especial

En julio de 2015, la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) dio a cono­cer que el gobierno de Jalis­co adquirió en diciembre de 2014 el sistema de espionaje “Remote Control System Ga­lileo”, distribuido por la em­presa italiana Hacking Team; hoy el gobernador del estado, Enrique Alfaro, aseguró que ese sistema fue inhabilitado desde el inicio de su adminis­tración y que fue utilizado por el gobierno de su antecesor, Aristóteles Sandoval, para hacer espionaje político.

El sistema Galileo, indicó Alfaro, es similar al Pegasus y se pagó por él 263 millones de pesos que provinieron del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados con el objetivo de combatir el secuestro y el cri­men organizado, por lo que ante los elementos de que se utilizó para espionaje político ya se contactó a la FGR para determinar la ruta a seguir. El pago por este sistema se hizo a la empresa SYM Servicios Integrales S.A. de C.V., con domicilio en la Ciudad de México y que funciona como distribuidora de Hacking Team; en 2012, esta misma empresa vendió al Ayunta­miento de Guadalajara 250 cámaras de seguridad.

En las negociaciones con la administración estatal para la adquisición de este siste­ma, Hacking Team asignó al gobierno de Jalisco el nombre clave de JASMINE y según el certificado de entrega del sis­tema al gobierno del estado, firmado por Héctor Federico Zúñiga Bernal, quien en di­ciembre de 2014 se desem­peñaba como coordinador ge­neral de Asuntos Sociales de la Secretaría General de Go­bierno, 10 personas tendrían acceso al software capaz de intervenir computadoras con sistemas OSX y Windows, o teléfonos celulares IOS, Android, Windows Phone y BlackBerry.

El gobernador Alfaro in­dicó que en 2019 el actual fiscal, Gerardo Octavio Solís Gómez, informó sobre la exis­tencia del equipo y se tomó la decisión de no usarlo, resguar­darlo y pedir a la Contraloría del estado una investigación sobre su uso y compra. Has­ta ahora se han realizado tres auditorías y la contralora de Jalisco, Teresa Brito, informó que de ellas se desprende que el sistema se usó sin controles y por personal ajeno a la Fis­calía de Jalisco, vulnerando la confidencialidad de los datos recabados.

“Tenemos la presunción de que el sistema y su contenido pudo ser utilizado por perso­nas ajenas a la Fiscalía en ese tiempo y con un fin distinto para el que fue adquirido”, aseguró. Explicó que, princi­palmente en 2018, el sistema se utilizó por diversos usua­rios, que no había control de las claves y se movía de lugar a otras dependencias, cuando debía estar sólo en Fiscalía, por lo que se pidió un perita­je al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses para tener más detalles de cómo y para qué se utilizó.

El gobernador Alfaro ase­guró que durante la pasada administración el sistema Ga­lileo, integrado por un soft­ware, tres vehículos, equipo de cómputo, cámaras fotográ­ficas, equipo táctico, licencias y un laboratorio forense, ope­raba desde la Secretaría Ge­neral de Gobierno de Jalisco, que entonces encabezaba Ro­berto López Lara.

“Lo que se hizo el sexenio pasado no tiene que ver con el combate a la delincuencia sino más bien con el espio­naje político”, señaló Alfaro. En 2015 la organización R3D dio a conocer una serie de documentos que revelan los contratos de Hacking Team con varios gobiernos a tra­vés de empresas como SYM Servicios Integrales S.A. de C.V.; entre estos hay una serie de correos en los que Niv Yarim, entonces direc­tor de operaciones de SYM Servicios Integrales señala que desde el principio de la negociación con el gobier­no de Jalisco se pidió que hubiera 10 usuarios para la Secretaría de Gobierno y 15 para la Fiscalía del estado. (Con información de agencias)

Share This Post On