La variante Delta es prevenible, con vacuna y medidas sanitarias

Hay que aplicarla, para evitar desenlaces trágicos: Médicos

Aunque la llegada de la tercera ola del COVID-19 y la aparición de la variante Delta han provocado temor entre la población, basta continuar con las medidas de prevención sanitarias y tener responsabilidad in­dividual para evitar desen­laces trágicos. Pero, sobre todo y muy importante: vacunarse, sin importar la marca de la dosis, declaró en entrevista el doctor Pe­dro Martínez Ayala, infec­tólogo del Hospital Civil de Guadalajara (HCG).

“La tercera ola es una rea­lidad, es innegable. No que­ríamos que llegara, pero aquí está y podría haber cuarta o quinta olas mientras no este­mos vacunados 70 o 75 por ciento de la población; no va a poder desaparecer. Esto ter­minará gracias a la ciencia, pero depende de nosotros si seguimos las indicaciones”, expresó el especialista.

Recapituló que se están presentando más de 20 mil nuevos casos al día en Méxi­co, y en Jalisco ha habido momentos en que se han re­gistrado más de 800 y diez defunciones diarias. El virus ha evolucionado y, por ello, presenta diversas variantes que preocupan.

“La más famosa es la Del­ta, que se incubó en India en mayo de este año, cuando hubo muchas muerte y des­gracias, y se vivió un contex­to caótico. Es una variante de preocupación, porque ya se demostró que es más trans­misible. Una persona enfer­ma puede contagiar a ocho, a diferencia del COVID-19 original, que sólo contagiaba a dos. Eso está comprobado. Lo que ahora desconocemos es si hay mayor hospitaliza­ción”, declaró Martínez Aya­la.

En Jalisco ya hay un caso secuenciado, pero se des­conoce la magnitud o cuál porcentaje del virus en la en­tidad es de la variante Delta; tomando en cuenta que en Reino Unido, Israel o Esta­dos Unidos dicha variante se ha vuelto la dominante, se podría pensar que aquí ocu­rrirá algo similar.

“La buena noticia es que el COVID-19 es una enfer­medad prevenible. Vacunán­dote, usando el cubrebocas y manteniendo sana distancia. No acudir a bares o restau­rantes y en tu espacio de tra­bajo evitar aglomeraciones. Si todos hacemos lo que nos corresponde, esto no se trans­formará en una crisis como la de enero, cuando hubo más muertes y hospitalizaciones”, agregó Martínez Ayala.

Recordó que el cubrebo­cas se debe de utilizar de for­ma adecuada, no retirárselo al estornudar, pues los virus se quedan en el aire y quien camine por ahí sin cubre­bocas se puede infectar. En espacios como el transporte público nunca hay que reti­rárselo y en oficinas y hoga­res es importante ventilar.

Puntualizó que es mejor tener la vacuna, a no tener nada. “Y, por supuesto, conti­nuar con las medidas de pre­vención. Próximamente se podrá escoger con cuál marca vacunarse. Pero, hoy por hoy, si tuviera que dar un consejo es: que se pongan la vacuna. La que sea”, concluyó.

Share This Post On