Joven pide que le entreguen el cuerpo de su madre hallado hace dos meses en una fosa en Tonalá

La Fiscalía informó que se realizan trabajos de confronta de ADN y no han concluido

“Solo deseo con mi vida que nos den la oportunidad de ya darle el descanso que merece, no tengo intención de afectar a nadie, solo quiero lo que es mío”, escribió Ángela Díaz en Facebook

Por Gloria Reza

Fotografía relevante a la nota.

Patricia Carranza de la Torre, madre de Ángela Díaz/Foto: Facebook

(apro).- Luego de identifi­car hace dos meses el cuerpo de su madre quien fue reporta­da como desaparecida, Ánge­la Díaz no pide justicia, sino que se lo entreguen pronto.

En un mensaje dirigido al gobernador, Enrique Alfaro, la afectada recordó que hace varios meses pidió ayuda al mandatario para localizar a su mamá, Patricia Carranza de la Torre, de 41 años, quien fue vista por última vez el 14 de diciembre de 2020, pero nunca obtuvo respuesta.

“Nunca nos brindaron ayuda, ni siquiera nos voltea­ron a ver. Quizá para ustedes fue una más en la lista diaria, pero para nosotros se nos fue nuestra vida entera, fue des­gastante y doloroso vivir este proceso solos, sin ayuda de autoridades”, se lee en la pu­blicación en Facebook.

El link de la publicación es: https://web.facebook.com/angela.diiaz.3.

En la misma, Ángela Díaz pide a Enrique Alfaro hacer una llamada para que le entreguen el cuerpo de su mamá. “¿Para qué la quieren? Entréguenme lo que es mío, es mi mamá, yo la busqué, yo la encontré!! Ten piedad de estos tres hijos (todos meno­res de edad), la buscamos tan­tos meses y hoy que la encon­tramos ¿cuánto más debemos esperar”, cuestionó.

La Fiscalía del estado me­diante un comunicado refirió que la familia presentó una denuncia por la desaparición de la mujer, y comentó que recibió una llamada en que advertían que había sido pri­vada de su libertad.

Tras realizar una investi­gación, los restos de la vícti­ma fueron localizados en una fosa clandestina en Tonalá.

“Se obtuvieron datos que permitieron la preidentifica­ción de la víctima, lo que se hizo del conocimiento de los familiares quienes por las ca­racterísticas físicas presumían que se trataba de la mujer que se encontraba desaparecida”.

Pero debido a las condi­ciones en que se encontró el cadáver, se solicitó pruebas de ADN para hacer confrontas, y una vez que se concluyan se haría la entrega “formal a los familiares, proceso que aún no está concluido”.

La dependencia también aseveró que a la familia se le ha informado en todo momen­to del proceso que se sigue.

Share This Post On