Elevadores inservibles en estación La Normal

“No hay ni rampas”, truenan usuarios con discapacidad

Por Rafael Hernández Guízar

Fotografía relevante a la nota.

Es una farsa el acceso universal al tren ligero, especialmente en la “flamante” línea 3, donde personas con alguna discapacidad deben hacer de tripas corazón para trasladarse por la ciudad: los elevadores no funcionan y no hay dispositivos para usar este medio de transporte como cualquier otro ciudadano/Foto: Francisco Tapia

Los elevadores en la esta­ción de La Normal en la línea 3 del tren ligero no sirven, discapacitados lamentaron la falta de acceso universal.

Arturo Moreno, una per­sona que intentaba abordar el tren en dicha estación, señaló que tiene así bastante tiempo, sin que funcionen los eleva­dores y tampoco hay disposi­tivos que le permitan usar el transporte.

“No pues no, no sirve continuamente y qué tenemos que hacer, pues irnos a otra estación y ahorita mi carrito ya casi no trae carga necesi­to transbordar en un camión para irme a otra estación, ten­go que irme a Santuario que es la más cercana, no hay ni rampas”.

Dijo que en general, nunca los han tomado en cuenta para la planeación del sistema de transporte, que siempre han usado a las personas con discapacidad para justificar gastos en los sistemas de camiones y tren ligero, pero que en realidad es inservible.

“Mire nunca nos han toma­do en cuenta, voy a hablarle de 15 años atrás, cuando me­tieron el camión con rampa, la esposa del señor goberna­dor Flavio Romero me tomó en cuenta para ver algo y me decía que qué me parecía ese servicio y yo le dije que no iba a funcionar porque iba a necesitar meterse varios con rampas para que funcionara, porque ahorita tarda hasta media hora en pasar y no te sube, nada más te dicen que no sirve la rampa y te avientas una hora o hasta hora y media y no deberían de dejarlos fun­cionar. La línea 3 del tren la verdad está mal, nada que ver con la línea 1 y la 2”.

Y es que para ellos, los dis­capacitados andar por la calle representa un reto, por tantos obstáculos que encuentran a su paso, pero más aún en el transporte público.

“Manejan una oruga que es para cierto tipo de vehícu­los, y la oruga no sirve para mi carrito porque está muy angosto, y ya pues hasta nos da pena estar causando lásti­ma, yo lo que le quisiera decir al gobernador pues que por favor pongan atención porque merecemos salir a divertirnos y hacer nuestras actividades como cualquier otro ser hu­mano”, indicó.

Share This Post On