Urge indagar las amenazas de madre de Pablo Lemus

La denuncia, también contra el coordinador de campaña  del emecista, es por amenazas y delitos contra la libertad de expresión

Por Rafael Hernández Guízar

Fotografía relevante a la nota.

Las amenazas con hacer daño a la reportera Gloria Reza fueron reales, tanto de la madre del candidato como de su coordinador de campaña. En ningún momento Pablo Lemus se comunicó con ella para aclarar los hechos o siquiera disculparse; al contrario, intentó minimizarlos y achacar lo sucedido a la demencia de su mamá y a un “golpeteo político”/Foto: Especial

Reporteros Sin Fronteras, Artículo 19 y el gobierno de la República investigan ya las amenazas contra la periodis­ta Gloria Reza a manos de la madre de Pablo Lemus Nava­rro, candidato a la presiden­cia municipal de Guadalajara por el partido Movimiento Ciudadano, y alcalde con li­cencia en Zapopan.

Las amenazas a la comuni­cadora presuntamente habrían venido de varios flancos. Lue­go de que la semana pasada la periodista de la revista Pro­ceso fuera amenazada por la madre del alcalde de Zapopan tras haber publicado una nota sobre un ciudadano que fue agredido y golpeado por el equipo de campaña de Pablo Lemus, la periodista acudió a la fiscalía estatal para presen­tar la denuncia por amenazas; entre tanto, las organizaciones internacionales realizan tam­bién investigaciones.

Pero no sólo fue la madre de Pablo Lemus quien buscó a Gloria Reza para reclamarle por dicha nota, fue también el coordinador de la campa­ña a la presidencia municipal de Guadalajara, un sujeto de apellido Estrada quien recla­mó fuertemente el contenido de las notas escritas por la reportera. Las amenazas con hacerle daño fueron reales. Esto forma parte de la denun­cia que se hizo a la fiscalía estatal, algo que constatamos según una copia del documen­to que llegó a la redacción de Página 24.

“A través de la cuenta de Twitter “Maya Navarro de Lemus @maya_nava­rro” que se abrió, según da­tos públicos desde julio de 2012, la usuaria, identificada como madre de Pablo Lemus Navarro me amenazó con mandar a los policías que golpearon a Simón Mireles, y al equipo de campaña que protege a su hijo (…). Quiero en este punto hacer énfasis en que la acusada, me amenazó con mandarme golpear con policías, igual que pasó con el ciudadano que se describe en la nota periodística”, se­ñala el documento dentro del capítulo de hechos donde se narra la forma en que presun­tamente se cometió el delito en su contra.

En respuesta a la denuncia, el equipo de campaña de Pablo Lemus Navarro minimizó lo sucedido y trataron de conducir el hecho a que la madre de Pa­blo Lemus sufre de “demencia senil”, además de aducir una es­trategia política para “despresti­giar a Pablo Lemus”.

Según se señaló a este re­portero, no hubo ni una sola llamada para tratar de pedir algún tipo de disculpa a la periodista. La única forma en la que se trató de dar un ex­plicación fue el comunicado “oficial” con el cual se señala que la madre de pablo Lemus tiene demencia.

Sin embargo, el contenido de la denuncia que fue pre­sentada por la comunicado­ra pretende que se llegue al fondo del asunto, pues existe una consideración especial en torno al ataque recibido en su contra, pues señala se se­ñala expresamente que en la comisión de este delito –las amenazas-: “Cuando el delito a que se refiere el presente ar­tículo se cometa en contra de un periodista o defensor de los derechos humanos con motivo de su actividad como tales, las penas aumentarán en un tercio”.

Además del delito de amenazas que está contenido en el artículo 188 del Código Penal para el Estado de Jalis­co, se denunció también el de “delitos contra la libertad de expresión”, lo cual se estipula en el artículo 309 del mismo ordenamiento.

“Artículo 309. A quien, de forma intencional y mediante actos concretos, obstaculice, impida o reprima la produc­ción, publicación, distribución, circulación o difusión de algún medio de comunicación ma­siva, se le impondrán de seis meses a tres años de prisión y multa de cincuenta a doscien­tas veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualiza­ción”, agrega el documento.

Y aunque algunos medios de comunicación se han ne­gado a dar cobertura al caso debido a los compromisos económicos que tienen con la campaña de Pablo Lemus, es decir, los contratos que se realizaron para que los me­dios de comunicación den cobertura a la campaña, una gran cantidad de periodistas señalaron ayer que darían co­bertura alternativa al caso.

Por cierto que se ofreció protección policiaca a la comu­nicadora; sin embargo, serían los policías de Zapopan los que le darían custodia, es de­cir, aquellos que están bajo las órdenes del alcalde zapopano, en este caso, Pablo Lemus Na­varro. Por ello, la organización Reporteros Sin Fronteras, pidió al gobierno estatal y federal que intervengan de inmediato.

Share This Post On