Acusa negligencia en la clínica 110

“Descuidaron la salud de mi hermano y murió”

Por Rafael Hernández Guízar

Fotografía relevante a la nota.

María Bárcenas, una ciudadana norteamericana que vino a ver a su hermano al hospital, se dio cuenta del pésimo trato y los descuidos que padecía; al final, el personal del nosocomio le negó el pase de visita a la mujer: “Mi hermano podría haberse salvado”, dijo, pero su salud se agravó y murió/Foto: Francisco Tapia

María Bárcenas, una ciu­dadana norteamericana que está de visita en Guadalaja­ra por el fallecimiento de su hermano, denunció pública­mente malos tratos y posibles negligencias en la clínica 110 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Relató que su hermano fa­lleció el pasado martes, algo que dijo, siente que fue debi­do a los descuidos que tenían constantemente hacia él, pues “no lo atendían, yo misma fui testigo de que ni siquiera le lavaban la herida que tenía, yo tuve que limpiarlo y com­prar el material porque no le habían limpiado la pierna, le cortaron una parte de la pierna y no le habían limpiado”, dijo llena de ira.

“Yo soy enfermera y estaba con mi hermano y me dijo que le dolía, yo lo vi y les dije que por qué no lo habían limpia­do, me dijeron puras evasivas y les dije que yo lo podía lim­piar, se molestaron pero acce­dieron, y cuando le levanté la pierna, le escurrió un montón de pus, olía a podrido, y mi hermano se estaba pudriendo, estaba mal, luego me sacó la de seguridad, me dijo que no podía estar ahí, duré tres días afuera de la clínica 110 espe­rando que me dejaran entrar y al final me sacaron, y es más, me arrebató el pase que traía, el de visitas, y dijo que ni un solo visitante más para el pa­ciente de la cama 622 que era mi hermano”, agregó.

Resaltó que pidió ayuda en la dirección de la clínica, en trabajo social, y en nin­gún lado le apoyaban para que atendieran a su hermano; tampoco le permitían el pase, pues según indicó, la guardia de seguridad que estaba en la puerta así lo había dispuesto.

De su dinero compró el material para las curaciones de la herida de su hermano tras la amputación de pierna que se le había hecho.

Indicó que en su experien­cia, suponía que había ya gan­grena y que todo empeoró por el descuido con el que se trató a su hermano en esta clínica del IMSS.

Agregó que emprenderían acciones legales pues estiman que se cometieron negligen­cias que empeoraron el estado de salud de su hermano, y que por ello podría haber perdido la vida tras nueve

Share This Post On