Hartos de robos en la colonia Nuevo México

Se fue Pablo Lemus a buscar otro puesto y nos dejó así: Vecinos

No hay vigilancia policial en estas calles zapopanas, además de que falla el alumbrado público, lo que representa una excelente oportunidad para amantes de lo ajeno; exigen acciones

Por Rafael Hernández Guízar

Persisten los problemas de inseguridad en la colonia zapopana Nuevo México, vecinos de la zona exigie­ron las autoridades que ac­túen de inmediato.

Luego de que el alcalde Pablo Lemus Navarro se fue­ra de licencia para participar en las campañas electorales de diputados locales de su partido, el Movimiento ciu­dadano (MC), los habitantes de esta colonia resaltaron que ahora, la regidora Gra­ciela de Obladía que quedó de interina, debería de poner en la lista de sus prioridades esta comunidad pues a dia­rio sufren de robos.

“Pues sí hay mucho robo y lo que nos inquieta es que están trayendo muchas ca­sas nuevas para acá, enton­ces, lo que queremos es que se aproveche esto para que también venga seguridad, no nada más que nos dejen el problema como les pasó a los de Valle de Los Molinos y toda esa zona que se lle­nó de gente y que ya o pue­den con la inseguridad, aquí nunca ha sido tranquilo, esa es la verdad, entonces ahora que hay más gente, menos”, dijo muy molesto el señor Gerardo Ulloa, uno de los vecinos entrevistados por Página 24.

“Que pase la patrulla más seguido, que arreglen las lámparas porque no sirven, que vengan rápido los de la policía cuando se les habla, digo no estamos pidiendo milagros ni tampoco favores señor, porque aquí pagamos impuestos igual que en Va­lle Real y que en todas las colonias donde vive la gente de dinero, nosotros también somos de Zapopan, entonces que se dejen de tanta prome­sa y que no nos quieran ver la cara de tontos, ya mucho tuvimos de que nos prome­tan que van a cambiar las cosas, ahora que cumplan”, agregó.

A decir de los vecinos, no sólo es la vigilancia constante la que hace falta, sino mejo­rar los servicios que el ayun­tamiento debe proveer, sobre todo el de la iluminación de calles pues muchas de las lu­minarias no funcionan, lo que han tenido que improvisar prendiendo ellos mismos fo­cos o reflectores en las afueras de sus domicilios.

Share This Post On