Exigen a Tlaquepaque justificar desalojo violento de ambulantes

Los movieron de su lugar sin apego a reglamentos: Érika Pérez

Le arrebataron derechos a comerciantes que tenían 20 años de instalarse en el lugar; por esto el Congreso local exigió cuentas sobre el accionar

Por Elizabeth Ríos Chavarría

“Que el gobierno municipal de Tlaquepaque informe al Congreso cuáles fueron las causas exactas por las que desalojaron y engañaron a 12 comerciantes para quitarlos de su puesto original de venta”, explicó la diputada morenista Érika Pérez/Foto: Especial

“Que el gobierno municipal de Tlaquepaque informe al Congreso cuáles fueron las causas exactas por las que desalojaron y engañaron a 12 comerciantes para quitarlos de su puesto original de venta”, explicó la diputada morenista Érika Pérez/Foto: Especial

Porque aparentemente se llevó a cabo un desalojo vio­lento y sin algún motivo para hacerlo, el Congreso de Jalis­co le pidió al ayuntamiento de Tlaquepaque un informe donde justifique el retiro de 12 vendedores ambulantes en pleno centro del municipio.

La iniciativa la presentó Érika Pérez García, diputada local de Morena, luego del re­porte que le llegó de parte de comerciantes, por cómo el 24 de octubre pasado, en un ope­rativo nocturno, autoridades municipales desmantelaron y levantaron puestos ubicados en la calle Progreso hasta la Plaza Computación.

La también coordinadora de la fracción parlamentaria morenista explicó que ambu­lantes habían sido reubicados a esa zona por mismas auto­ridades, con la promesa de regresarlos a la misma calle pero a su cruce con las aveni­das Juárez e Independencia, y de buenas a primeras los qui­taron y hasta ahora continúan con incertidumbre por haber perdido su lugar de trabajo.

“Cabe mencionar que los comerciantes ya tenían más de 20 años trabajando en la calle Progreso en sus cruces con Juárez e Independencia. Digo que los engañaron por­que fueron reubicados con la promesa de regresarlos pero sin mediar negociación y sin apego a los reglamentos, a altas horas de la noche, fue­ron desalojados de la plaza de manera violenta el pasado mes de octubre”.

Señaló que los comercian­tes, pese al desalojo, tuvieron la disposición de continuar con los pagos de sus permisos de venta, sin embargo, en las recaudadoras municipales les negaron la posibilidad con la clara intención de que perdie­ran su derecho y antigüedad.

Esto, agregó, se vino a su­mar a las acciones desde la secretaría general del ayun­tamiento, pues días previos al desalojo notificaron a comer­ciantes que los reubicarían por un tiempo y que en su lugar instalarían a otros comercian­tes, algo que lamentó pues prácticamente se arrebataron derechos a 12 comerciantes y sus familias.

“Por eso presenté el exhor­to para que el gobierno muni­cipal de Tlaquepaque informe al Congreso cuáles fueron las causas exactas por las que desalojaron y engañaron a 12 comerciantes para quitarlos de su puesto original de venta. Es urgente porque este asunto tiene meses sin solución”.

Al respecto, Rodolfo Li­zardo de 80 años, un comer­ciante de ropa artesanal, relató lo que vivieron el año pasado y cómo, con lujo de violencia y arbitrariamente, autoridades un día decidieron que los qui­tarían.

“A la una de la mañana me hablan a mí, vamos, y están desmantelando los puestos, sin ningún apercibimiento y sin haber ningún motivo, con lujo de fuerza, con policías, como si fuéramos delincuen­tes; no somos ni ambulantes, ni paracaidistas, que yo con mis 26 años de laborar en esa área soy de los más nuevos, hay gente que tiene entre 40 y 50 años trabajando”.

Publicado en: Pagina 24 Jalisco

Comparta este material en