Nuevo confinamiento inquieta a los tapatíos

Si de por sí estábamos por quebrar… ¿ahora qué pasará?

“Ya aguantamos lo del tren, lo de las obras de remodelación que estaban haciendo aquí por Juan Manuel, luego lo del Paseo Alcalde y todavía que cerraron que porque no somos negocios esenciales, entonces otra ya no la aguantamos”,  señaló uno de los comerciantes entrevistados

Por Rafael Hernández Guízar

El hecho de que los fines de semana se vaya prácticamente a frenar casi toda actividad pública y privada genera zozobra entre la ciudadanía respecto a que se regrese al confinamiento obligatorio que hasta hace unos meses, produjo un descalabro enorme a la economía/Foto: Francisco Tapia

El hecho de que los fines de semana se vaya prácticamente a frenar casi toda actividad pública y privada genera zozobra entre la ciudadanía respecto a que se regrese al confinamiento obligatorio que hasta hace unos meses, produjo un descalabro enorme a la economía/Foto: Francisco Tapia

Ciudadanos se dijeron con miedo de nuevo ante las medi­das de confinamiento dictadas recientemente por el gobierno del estado debido a la activa­ción del botón de emergencia por el coronavirus. El hecho de que los fines de semana se vaya práctica­mente a frenar casi toda acti­vidad pública y privada, deja la zozobra entre la ciudadanía respecto a que se regrese al confinamiento obligatorio que hasta hace unos meses, produjo un descalabro enor­me a la economía.

“Pues a mí me huele esto como que sí vamos para allá, como que otra vez vamos a regresar a eso de parar todo y pues qué vamos a hacer si eso se da, nos van a dar en la torre con todo porque cómo vamos a cerrar el año, noso­tros por ejemplo que somos comerciantes, esta es la única época buena, o más o menos buena que digamos, nos po­dría ayudar y si nos quitan días o nos restringen pues vamos a tronar ahora sí”, dijo José Andrade, propietario de un negocio de juguetes en el centro de la ciudad.

“A mí me pasa a perjudicar mucho porque ya aguantamos lo del tren, lo de las obras de  remodelación que estaban ha­ciendo aquí por Juan Manuel, luego lo del Paseo Alcalde y todavía que cerraron que por­que no somos negocios esen­ciales, entonces otra ya no la aguantamos, porque ahorita estamos pagando todavía par­te del crédito que tuvimos que agarrar para no cerrar, ento­nces de lo que va saliendo pues una parte es para pagar y otra es para medio vivir”, dijo.

María Candelaria Rodrí­guez, una ama de casa entre­vistada en las afueras del mer­cado Alcalde, dijo que a ella como encargada del hogar, la cuestión se ha puesto más di­fícil ya que el dinero del gasto es cada vez más insuficiente para adquirir la canasta bási­ca, y peor aún, que teme por el hecho de que pueda quedarse su esposo sin empleo ante un posible paro de actividades.

“Mire mi esposo es taxis­ta, y me da al día, yo junto para venir al mercado una o dos veces por semana, y ya pues cada vez ajusta para menor, porque ya le queda muy poco de lo que saca en el día, y eso que tiene el taxi, que es de nosotros pues, es el patrimonio que tenemos, ya me dijo el otro día que esta­ba pensando en venderlo y a ver qué ponía con ese dinero porque ya como es grande de edad, pues no le está dejando, y luego no tiene pensión, así que o trabajamos o no come­mos”, lamentó.

Ayer por la mañana, el go­bernador emitió un mensaje en el que indicó que la activa­ción del botón de emergencia por el coronavirus sería por 14 días, es decir, dos semanas en las que las actividades de concentración masiva queda­rían eliminadas, restringidas en su máxima expresión, sin embargo, la sociedad, al me­nos de lo que se desprendió del sondeo realizado por este periodista, destacó la des­información de la gente y el miedo que produce regresar al confinamiento obligatorio y cese de actividades.

Publicado en: Pagina 24 Jalisco

Comparta este material en