Acuden a Colomos… no hay medidas de restricción

La gente pasea sin cubrebocas; faltan gel antibacterial y tapetes sanitizantes

Por Rafael Hernández Guízar

A la entrada del bosque, reabierto parcialmente ayer tras el cierre de espacios públicos decretado por el gobierno estatal, no hay personal que tome la temperatura a los visitantes, por lo que pasa inadvertido cualquier posible caso/Fotos: Francisco Tapia

A la entrada del bosque, reabierto parcialmente ayer tras el cierre de espacios públicos decretado por el gobierno estatal, no hay personal que tome la temperatura a los visitantes, por lo que pasa inadvertido cualquier posible caso/Fotos: Francisco Tapia

El parque Colomos II en Guadalajara opera sin medi­das de restricción.

Ayer que reanudó activi­dades tras el cierre de espa­cios públicos decretado por el gobierno del estado ante la pandemia de coronavirus, acudimos a esta área natural donde constatamos la falta de medidas de seguridad sa­nitaria como lo marca tam­bién en el mismo decreto para el regreso a la “nueva normalidad”.

A la entrada del bosque Los Colomos no hay per­sonal alguno que tome la temperatura a las personas, por lo cual pasa inadvertido cualquier posible caso de personas que tengan fiebre, uno de los principales sínto­mas del COVID-19.

Tampoco hay dispensado­res para que las personas to­men gel antibacterial y laven sus manos, ni un tapete para desinfectar el calzado a la en­trada del espacio público.

Tras platicar con algunos de los asistentes, se nos indi­có que existe temor ante un posible contagio, sin embargo muchos acudieron porque ya estaban hartos de estar ence­rrados en sus casas.

Sin embargo, trascendió la falta de cuidado por parte de las personas que asistieron al bosque Colomos. Aunque es un requisito “indispensable” el uso del cubrebocas para po­der ingresar y permanecer en el parque, la mayoría de las personas al interior del recin­to no lo utiliza.

Muchos sólo se lo ponen a la entrada porque así se los exige el personal administra­tivo y los guardabosques; sin embargo, una vez dentro se lo retiran para correr o reali­zar cualquier otra actividad: “pues porque estorba mucho, porque casi no se puede respi­rar por eso me lo quito”, dijo uno de los entrevistados.

–¿Y no sabe que es riesgo­so quitarse su cubrebocas?

–Pues todo tiene el riesgo, dicen que todo nos vamos a enfermar, yo creo que nos va­mos a enfermar pero vamos a salir adelante los que estemos mejor de salud, los que este­mos mejor de los pulmones y nos alimentemos bien.

Una gran cantidad de per­sonas de la tercera edad, con­sideradas como un grupo de riesgo ante la pandemia de coronavirus, se apreció ayer en el bosque. También fami­lias que acudían con niños pe­queños.

Publicado en: Pagina 24 Jalisco

Comparta este material en