Reactivación de El Parián generará más contagios

Poco a poco la gente relaja las medidas sanitarias, lamentan

Por Elizabeth Ríos Chavarría

Las personas finalmente comienzan a salir, pero sin cubrebocas y sin guardar la sana distancia, lo que –en el punto más alto de muertes y contagios por COVID– podría resultar contraproducente en zonas de alta concentración como El Parián, en Tlaquepaque/Foto: Francisco Tapia

Las personas finalmente comienzan a salir, pero sin cubrebocas y sin guardar la sana distancia, lo que –en el punto más alto de muertes y contagios por COVID– podría resultar contraproducente en zonas de alta concentración como El Parián, en Tlaquepaque/Foto: Francisco Tapia

De cara a la nueva normalidad que se vive en la ciudad, cada vez más son los giros que abren sus puertas al público; sin embargo, en el pico de contagios y decesos por COVID-19, no todos los ta­patíos están conformes o se sienten tran­quilos, pues sólo se generará la presencia de más personas en las calles y por ende, cúmulos de contagio.

Autoridades del gobierno de Tlaque­paque anunciaron en la semana que El Parián reabrió sus puertas, bajo estrictos protocolos de sanidad; sin embargo, en un sondeo realizado por Página 24 tapatíos externaron su escepticismo de que la asistencia de comensales se re­gule, pues el lugar está hecho para ser visitado.

“Es un lugar para beber. Se bebe más de lo que se come, y con todo lo demás abierto, ya son más personas en las ca­lles. Ojalá cumplan con lo que dicen (so­bre las medidas), pues te vas a Obregón, San Juan de Dios, y el centro y cada vez se relajan. Si aquí en el centro (de Tla­quepaque) no todos respetaron desde el inicio, imagínate un lugar como El Pa­rián”, manifestó don Raúl.

Hace días la Plaza Centro Magno fue clausurada por autoridades de Guadalajara debido al incum­plimiento en los protocolos de sanidad de cara a la pandemia; en un sentido similar El Baratillo y el tianguis de Polanco se han ins­talado un domingo sí y otro no, por no acatar las medidas de sa­nidad vigentes.

Por ello, y ahora que el gobier­no estatal anunció el jueves pasado que hay condiciones para el próxi­mo lunes reabran parques, teatros, cines y albercas, es que más tapa­tíos dudan de la “efectividad” de las medidas impuestas por las au­toridades y la “vigilancia”, ya que cada vez más son quienes no las acatan.

“Los tianguis son un claro ejemplo. Muchos no entran con cubre­bocas, ni los mismos comerciantes los traen. Con El Parián abierto van a atraer a más gente, y se entiende porque lo que buscan es reactivar, pero hacerlo cuando tenemos más y más y más contagios hará que todo se ponga peor; no entendemos y no usamos el cubrebocas bien, qué espe­ranza de que lo demás se cumpla”, agre­gó Clara Hernández.

El jueves pasado, autoridades de Tlaquepaque anunciaron la apertura del lugar bajo ciertos protocolos de sanidad. Para empezar, agregaron, el horario de operación será de lunes a viernes de 12 a 10 horas; además, los visitantes o clientes, tendrán una es­tancia limitada de 2 horas.

También, y en un afán de evitar aglo­meraciones, entre cada mesa habrá un par de metros de distancia y en general los negocios podrán ocuparse sólo al 25 por ciento de su capacidad.

El uso del cubrebocas será obliga­torio y en los cuatro ingresos habrá filtros de sanidad donde se les tomará la temperatura y pasarán por tapetes sanitizadores. Además, y para que el lugar pueda operar, autoridades cam­biaron el giro con el que abrirán, y es que de tener el de “centro turístico” ahora será el de “restaurante”.

Publicado en: Pagina 24 Jalisco

Comparta este material en