“El río no para de matar a la gente”

Autoridades son permisivas; no frenan contaminación en el Santiago: Raúl Muñoz

Ya preparan denuncias contra de funcionarios de los tres niveles, pues a 12 años de la muerte del niño Miguel Ángel, las cosas empeoran en las comunidades asentadas en el margen del caudal

Por Rafael Hernández Guízar

Tras 12 años del fallecimiento del niño Miguel Ángel López Rocha, quien perdió la vida tras intoxicarse con arsénico de las aguas del canal del Ahogado, la cifra de muertos y enfermos se ha disparado en El Salto; en respuesta a las autoridades han sido omisas, incluso “permisivas” con las empresas que envenena el río Santiago; por esto, se presentarán denuncias penales, explicaron activistas/Foto: Francisco Tapia

Tras 12 años del fallecimiento del niño Miguel Ángel López Rocha, quien perdió la vida tras intoxicarse con arsénico de las aguas del canal del Ahogado, la cifra de muertos y enfermos se ha disparado en El Salto; en respuesta a las autoridades han sido omisas, incluso “permisivas” con las empresas que envenena el río Santiago; por esto, se presentarán denuncias penales, explicaron activistas/Foto: Francisco Tapia

En breve, organizaciones ciudadanas interpondrán de­nuncias en la Fiscalía General del Estado (FGE), y la Gene­ral de la República (FGR) en contra de funcionarios estata­les, municipales, y federales, por la contaminación del río Santiago.

Raúl Muñoz Delgadillo, presidente del Comité de De­fensa Ambiental de El Salto, indicó que tras 12 años del fallecimiento del niño Miguel Ángel López Rocha, quien perdió la vida tras intoxicarse con arsénico de las aguas del canal del Ahogado, la cifra de muertos y enfermos se ha disparado; en respuesta a las autoridades han sido omisas, incluso “permisivas”.

“Aunque se han vivido grandes tragedias, nos forta­lecemos para darle voz a los que no tienen, a los que no tienen la oportunidad de alzar la voz como son los afectados, queremos hacer un llamado a la sociedad para que dejen su apatía, para que nos acompa­ñen y luchen con nosotros, porque lo que sucede en El Salto es una tragedia, vemos cómo nuestras familias se enferman y fallecen, vemos cómo las familias se quedan sin padres, sin madres, y pa­dres sin hijos; esta lucha es de todos, debemos tener fuerzas, por eso hoy le hemos dado un giro a la lucha social, hoy vamos por la vía penal porque se tiene que hacer justicia, los responsables tienen que estar tras las rejas y no en las ofici­nas gubernamentales“.

Y agregó: “Por eso seña­la lo que tenemos en casa, en casa tenemos víctimas, perso­nas jóvenes que se están yen­do a vivir a El Salto y que no son nativos pero que al paso de los días se convierten en víctimas, al poco tiempo de estar residiendo ahí ya presen­tan afectaciones en su salud, y eso es un crimen de Estado”.

Raúl Muñoz, detalló las afectaciones en la salud de las personas, dibujó una situación catastrófica de miles de enfer­mos y “cientos de muertos asociados a la contaminación del agua”.

“El trabajo que hemos rea­lizado a partir de esta lamen­table tragedia del niño Miguel Ángel, nos conmueve dema­siado, todos los días nos he­mos dedicado, en los últimos 12 años, a documentar todos los casos de fallecimientos y de alteraciones a la salud, lo cual tenemos ya un número muy importante en los últi­mos 12 años, principalmente de cáncer, insuficiencia renal, leucemia, tumores cerebrales, abortos espontáneos, y nos he­mos dado la tarea de documen­tar en El Salto solamente hay con insuficiencia renal crónica en los últimos 12 años mil 357 personas, con cáncer tenemos 432 personas enfermas, 4 mil 257 con diferentes afectacio­nes y así ha sido interminable, mil 300 fallecidos”.

Finalmente, resaltó que tienen que darse nombres y apellidos de los presuntos res­ponsables, todos aquellos que han ostentado el poder tanto en el municipio como en el estado y que pese a tener las atribuciones “no han hecho nada por combatir la conta­minación”.

“Una tragedia que lleva­mos 12 años recordándola la sociedad, que no ha pa­rado, tenemos que recordar que existen responsables, y quiero hacer un recordatorio de que también tenemos res­ponsables originarios de El Salto, los cuales en primer lu­gar otorgaron los cambios de uso de suelo;, después, dieron los permisos de habitabilidad para construir fraccionamien­tos en zonas de alto riesgo, recordemos a la famosa Betty Moreno que fue la que inició con estos proyectos de frac­cionamientos en la ribera del río, su directora de Ecología, Graciela González, que hoy encabeza una organización supuestamente ambiental co­nocida como Salto de Vida, y desde entonces tenemos que seguir señalando culpables, tienen nombre y apellido, igual que nuestros muertos”.

Será la próxima semana cuando presenten las denun­cias ante las fiscalías corres­pondientes para que se ini­cien los procesos penales en contra de quienes resulten responsables por la contami­nación y continuidad de esta en las aguas del río Santiago, así como por la posible pre­sunta responsabilidad en los fallecimientos y daños irrepa­rables de las personas.

Publicado en: Pagina 24 Jalisco

Comparta este material en