Menosprecian conocimiento vs contaminación ambiental

Prefieren traer gente de fuera para solucionar problemas: Académicos

En lugar de escuchar a los expertos locales, las autoridades derrochan el erario para traer especialistas que se dedican a consultar a quienes saben de antemano qué es lo que ocurre en la entidad y cómo podría solucionarse, lamentaron investigadores de la UdeG

Por Rafael Hernández Guízar

“El gran problema es que despreciamos mucho lo local, despreciamos el conocimiento que aquí se genera y entonces andamos buscando que alguien nos diga lo que ya sabemos”, lamentó académica de la UdeG en torno a la búsqueda de soluciones en materia de combate a la contaminación ambiental/Foto: Cortesía

“El gran problema es que despreciamos mucho lo local, despreciamos el conocimiento que aquí se genera y entonces andamos buscando que alguien nos diga lo que ya sabemos”, lamentó académica de la UdeG en torno a la búsqueda de soluciones en materia de combate a la contaminación ambiental/Foto: Cortesía

Académicos de la Univer­sidad de Guadalajara (UdeG) lamentaron que las autorida­des estatales menosprecien el conocimiento y las investi­gaciones que se producen de forma local para atender los fenómenos climatológicos y la contaminación ambiental.

Guadalupe Garibay Chávez, una de las académicas de esta casa de estudios, indicó que es lamentable que se piense siem­pre en instituciones externas a la entidad –es decir, dejando de lado a la misma Universidad de Guadalajara–, ya que el cuerpo de investigadores ha generado trabajos que luego son consul­tados por los organismos a los que se les paga del erario para determinar respuestas ya dadas con antelación, es decir, para proponer soluciones a conflic­tos como la misma contamina­ción ambiental, entre otros.

“Hay que reconocer as ca­pacidades que tenemos en Ja­lisco, en términos de estudios y de conocimientos, de expe­riencias, que han funcionado. El gran problema es cuando en el contexto mundial hay posibilidad de acceder a re­cursos y esto se convierte en una posibilidad o de traer recursos y sumarlos, o de po­nerte en la mira del contexto mundial (…). El gran proble­ma es que despreciamos mu­cho lo local, despreciamos el conocimiento que aquí se ge­nera y entonces andamos bus­cando que alguien nos diga lo que ya sabemos”.

Pero fue más allá: “Mien­tras nosotros estemos insis­tiendo en que es o no necesa­rio y que no tiene caso estar dando millones y millones de pesos a otras personas que luego vienen a consultar a los propios del lugar, la univer­sidad siempre es un referen­te y entonces, alguien acaba siendo el reconocido en el contexto de que ya sabíamos cuál era el problema y cómo resolverlo”.

La académica y también investigadora del Centro Uni­versitario de Ciencias Bioló­gicas y Agropecuarias (CU­CBA), recordó el lamentable desastre natural que se vivió en el municipio de San Gabriel, donde se desbordó un río que trajo como consecuencia la de­vastación de caminos ante los cambios de uso de suelo que se dieron de forma arbitraria e ilegal para la siembra de agua­cate y otros cultivos.

Dijo que es inaceptable que se hayan invertido alrede­dor de 141 millones de pesos en resarcir algo que podría haberse evitado, pues había ya estudios de la misma UdeG que alertaban de esto.

“Un evento que le quita la oportunidad a otros progra­mas, pues son casi 100 millones que fueron otorgados por el Fonden, hubo cuatro decla­ratorias de emergencias, y es a la que se le otorgó recurso, además los mayores recursos fueron otorgados al sector fo­restal y de viveros, y al sector hidráulico, y qué te dice eso, pues que realmente lo que se busca es beneficiar y otorgar recursos a aquellos sectores que ya están empoderados y que ya están en una situación de no vulnerabilidad, y qué pasa con la población”.

En compañía de otros co­legas, la investigadora postu­ló la idea de que Jalisco sea tomado como laboratorio de soluciones climatológicas tras la puesta en marcha de acciones que permitan evitar en realidad la contaminación ambiental y degradación del medio.

Esto, ya que en Jalisco se han dado incrementos de tem­peratura muy por encima de las expectativas mundiales.

“El mundo está luchando para que el planeta no llegue a una temperatura de 1.5, eso es lo que se conoce como el Acuerdo de Paris; aquí en Ja­lisco, hemos llegado a tener anomalías de 3.7 y eso tam­bién tenemos que dimensio­narlo”, finalizó.

Publicado en: Pagina 24 Jalisco

Comparta este material en