Complejo panorama económico para 2020

Violencia y falta de oportunidades, el pan de cada día: Mario Fuentes

Académico de la UNAM manifestó las precarias condiciones en que se encuentra el país, entre ellas el nulo poder adquisitivo y los bajos salarios

Por Rafael Hernández Guízar

El catedrático de la UNAM resaltó que a esto se suma la pérdida de confianza de capi­tales extranjeros para inver­tir en México, lo cual podría nuevamente representar un crecimiento del cero por cien­to como sucedió en 2019

El catedrático de la UNAM resaltó que a esto se suma la pérdida de confianza de capi­tales extranjeros para inver­tir en México, lo cual podría nuevamente representar un crecimiento del cero por cien­to como sucedió en 2019

Que el crecimiento eco­nómico de México haya sido nulo, prevé un año 2020 tétri­co para el país, aseguró Mario Luis Fuentes, investigador de la Universidad Nacional Au­tónoma de México (UNAM).

Al dictar una conferencia sobre la situación del país, dijo que es aberrante que la inseguridad se haya apodera­do de prácticamente todos los escenarios en el territorio na­cional, no sólo por la violen­cia que recrudece día con día, sino también por el hecho de que la hambruna se conjuga con la falta de oportunidades.

Y es que según el investi­gador, menos de una tercera parte de la población mexica­na tiene resuelta sus necesida­des, lo cual implica una pro­blemática casi imposible de remediar al corto y mediano plazo, pues la mayoría de las personas deben debatirse día con día para solventar al me­nos una necesidad tan básica como lo es la alimentación.

El investigador conside­ró que la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República no materializó los sueños y esperanzas que a lo largo de más de una década albergó en los mexicanos; sostuvo que la falta de oportunidades econó­micas implicará el próximo año 2020 que las personas de­ben ocuparse más en distintas actividades para llegar al me­nos a lo que hasta hace unos años representaba el sustento de la familia.

En otras palabras, el efecto de la inflación, acompañado de la devaluación de la mo­neda, y la pérdida del poder adquisitivo, atraerán sin lugar a duda, dijo, una mayor esca­lada de violencia.

En este sentido, indicó que no sólo se trata de la alimen­tación como la necesidad más básica lo que debe resolver la presidencia de la República bajo este nuevo régimen, sino también la inseguridad social, refiriéndose en concreto a la incapacidad que tiene el grue­so de la población para acce­der a los servicios de salud, además del esparcimiento.

Afirmó que uno de los puntos medulares en el sexe­nio, debe ser la creación de hospitales, así como la refor­ma de muchos de estos, pues la mayoría de los nosocomios por ejemplo, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), son prácticamente inutilizables.

El catedrático de la UNAM resaltó que a esto se suma la pérdida de confianza de capi­tales extranjeros para inver­tir en México, lo cual podría nuevamente representar un crecimiento del cero por cien­to como sucedió en 2019.

Finalmente indicó, que la cantidad de personas que ha­bitan el país, es inversamente proporcional al a la capacidad del gobierno para dotar de servicios y satisfactores.

Resaltó que debe frenar la sumisión de los demás parti­dos políticos como ha suce­dido en los últimos tiempos, pues es necesario que haya contrapesos y espacios reales para la participación ciudada­na en la vida pública del país.

Share This Post On