Enrique Alfaro, tuerto en Congreso de ciegos

Se desentiende de problemas serios de Jalisco y lanza “parrafada de logros” en el Legislativo

Previo a su presentación de “resultados”, diputados locales todavía le dieron sus palmaditas al gobernador y le dijeron que va bien con su presunta “refundación”

Por Elizabeth Ríos Chavarría

Vaya informe de resultados: Resulta que el aumento en casos de dengue no es culpa de los pésimos manejos de Enrique Alfaro, quien le acachó el problemón al cambio climático y a cuestiones burocráticas del gobierno federal. Tampoco tuvo que ver en el cambio de uso de suelo para habitar la Villa Panamericana, ni en el aumento a la tarifa del transporte; eso, aseguró, “lo hicieron anteriores gobiernos”/Foto: Francisco Tapia

Vaya informe de resultados: Resulta que el aumento en casos de dengue no es culpa de los pésimos manejos de Enrique Alfaro, quien le acachó el problemón al cambio climático y a cuestiones burocráticas del gobierno federal. Tampoco tuvo que ver en el cambio de uso de suelo para habitar la Villa Panamericana, ni en el aumento a la tarifa del transporte; eso, aseguró, “lo hicieron anteriores gobiernos”/Foto: Francisco Tapia

Bajo la premisa de pre­sentar cuentas “sin triunfalis­mo”, y a unas horas de que se diera a conocer el hallazgo de siete cadáveres al interior de tres vehículos en Tonalá, el Gobernador de Jalisco, Enri­que Alfaro Ramírez emitió su Primer Informe de gobierno.

Ante diputados en el Con­greso del Estado, en un ejer­cicio que no se llevaba desde hace 11 años, y aseveró que es algo que nunca debió cam­biar: “Se están dando en este recinto legislativo todas las opiniones, todo el análisis, las sugerencias, las críticas, por supuesto, que aquí se han planteado, las tomo con una enorme seriedad”, señaló.

Luego, dijo que a su jui­cio, los resultados de los pri­meros 11 meses de su gestión son buenos: “Aunque falta mucho, son 11 meses de tra­bajo. Estamos sentando los cimientos de la Refunda­ción de Jalisco, no venimos a dar nada por terminado ni a festejar”. Luego, procedió a presumir logros y planteó algunas metas, aunque en va­rios temas polémicos evadió culpas, como la proliferación del dengue.

Al respecto, el emecista defendió la inversión de 116 millones de pesos para los trabajos de fumigación, al se­ñalar que si el mosquito pre­valeció y suscitó los índices actuales fue porque el mismo mutó, por lo que llamó a no “politizar” el asunto, ya que han logrado bajar la morta­lidad. Jamás admitió que se aplicó insecticida caduco a principios de año.

“Nos enfrentamos a un cambio en el serotipo. Te­nemos que entender que es un enfermedad que requiere un mayor esfuerzo de pre­vención el próximo año, este asunto no debe politizarse, lo que se tenía que hacer se hizo, pero tenemos que hacer más y tomar en serio la agenda del cambio climático porque esto influyó”, se justificó.

Añadió que su administra­ción hizo todo lo que debía hacer y se lanzó contra el go­bierno federal, recriminando que hayan retrasado la entre­ga de recursos para salud por cuestiones burocráticas.

Cabe recordar que al mo­mento, Jalisco ocupa el pri­mer lugar a nivel nacional en casos de dengue, con 7 mil 622 confirmados.

“Me podrán decir todo, menos ratero”

También, aludió al progra­ma “A toda máquina”, cues­tionado por la oposición, y defendió que las licitaciones se llevaron en regla, y aunque la empresa adjudicada con el arrendamiento –por más de 3 mil 600 millones de pesos– pertenece a su amigo Guiller­mo Romo, “se hizo una licita­ción como se debía y no tengo nada de qué avergonzarme ni qué esconder”, reiteró.

Incluso parafraseó al presi­dente López Obrador, al decir que sostiene un principio que le escuchó: “Me podrán decir Peje pero no lagarto”, a mí me podrán decir de todo pero no ra­tero, y así va a ser siempre”.

Sobre el caso de la Villa Panamericana, recordó que los convenios para su venta permitirán recuperar 579 mi­llones de pesos para Pensio­nes del Estado, especificando que el cambio de uso de suelo –para la habitabilidad de la zona– no se dio en su admi­nistración.

Presumió además las ges­tiones realizadas para lograr mayores recursos a fin de que se concluya la Línea 3 del Tren Eléctrico, y aseguró que la Línea 4 que irá a Tlajomul­co será una realidad.

Por otra parte, justificó el aumento a la tarifa, pues “ha­bía sido aprobado antes de que yo fuera gobernador”; y no es que haya hecho esto por gusto, dijo, pero lo tenía que hacer porque es su “responsa­bilidad arreglar el transporte público”.

Luego, el mandatario sos­tuvo que no es una simulación la mejora en la calidad del servicio público, y que falta­ría implementar al 100% el sistema de pago electrónico, que estaría listo a finales de enero próximo.

Supuestas mejoras

Dentro de su mensaje, que duró hora y media, Alfaro Ramírez subrayó en materia económica que Jalisco es la segunda entidad con el mayor número de empleos registra­dos ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y que la economía local creció 2.3%, ocho veces más rápido que a nivel nacional.

Indicó que se destinó seis veces más presupuesto a la Secretaría de Igualdad Sus­tantiva entre Mujeres y Hom­bres, se integró el mecanismo de Adelanto para las Mujeres a nivel de secretaría, se atendió la violencia de género logran­do dictar 9 mil 608 órdenes de protección y se destinaron 3.6 millones de pesos para apoyar a hijas e hijos de víctimas de feminicidio.

Previo al mensaje de Al­faro Ramírez, en la misma sesión solemne las fracciones parlamentarias emitieron un posicionamiento. Pese a que los de Morena fueron los que más le reclamaron al goberna­dor por varios puntos polémi­cos, como “A toda máquina”, el tema de la inseguridad o la epidemia del dengue, el resto de las fracciones -PAN, PRI, PRD, Verde y PT- manifesta­ron posturas de respaldo para sacar adelante el estado. (Con información de Gloria Reza/apro y Agencias)

Share This Post On