Tapatíos, indignados por las maltrechas calles del centro

Encima, las banquetas están destrozadas, lamentan

La falta de tapas de registro, losas destruidas y hasta tornillos de 10 centímetros de largo y 2 de ancho que salen del pavimento o de la misma banqueta supone un grave riesgo para peatones y demás usuarios de las vialidades

Por Rafael Hernández Guízar

 Ciudadanos lamentaron el pésimo estado de las ca­lles y banquetas del centro histórico de Guadalajara

Ciudadanos lamentaron el pésimo estado de las ca­lles y banquetas del centro histórico de Guadalajara

Ciudadanos lamentaron el pésimo estado de las ca­lles y banquetas del centro histórico de Guadalajara, donde es fácil encontrar des­de agujeros hasta tornillos salidos del pavimento que hacen de aquello una trampa para los peatones.

Tras una denuncia que llegó a la redacción de Pá­gina 24, acudimos al sitio para constatar lo señalado por los inconformes: la falta de tapas de registro, baches, losas destruidas sobre la banqueta, y hasta tornillos de alrededor de 10 centíme­tros de largo y casi una pul­gada de ancho que salían del pavimento, o de la misma banqueta, lo cual supone un grave riesgo para las perso­nas en caso de un accidente, según se dijo.

“Pues claro que está muy peligroso esto y no debería de estar así porque le han meti­do mucho, a cada rato andan arreglando aquí el centro y yo creo que era para que al me­nos tuviéramos una banqueta bien para poder caminar sin problemas, pero lo peor de todo es que como no sirven ni las lámparas, pues cuando ya es de noche uno va caminan­do y se cae y pues imagínate imagínese ustedm yo que ya estoy viejo y que traigo bas­tón, me friego fácilmente”, dijo una persona de la tercera edad entrevistado por este re­portero.

Incluso los problemas arrecian por las avenidas y calles más transitadas, tales como Juárez, Hidalgo, y hasta 8 de Julio.

Pero las cosas empeoran en la zona conocida como el barrio de las 9 Esquinas, entre el centro de Guadalajara y el barrio de Mexicaltzingo, den­tro del mismo polígono.

Y es que calles como Ga­leana, Leandro Valle, Liber­tad y Ocampo son de las más deterioradas, esto a pesar de los muchos reportes que veci­nos y comerciantes de la zona han realizado al ayuntamiento tapatío.

Por la calle Pavo, así como por 8 de Julio entre Priscilia­no Sánchez y Juárez, hay un gran deterioro de las banque­tas; fuimos testigos de cómo muchas de las partes de estas vías peatonales están fractu­radas, y hay agujeros justo al centro de la acera.

Por ello, el mensaje tanto de vecinos como de comer­ciantes y ciudadanos en gene­ral, fue a su alcalde Ismael del Toro, al que pidieron ayuda de inmediato, al menos para que revise y determine qué habría de hacerse para evitar los riesgos a quienes caminan por el primer cuadro de esta ciudad capital.

Publicado en: Página 24 Jalisco

Comparta Esta Información en: