“Desmantelar la presa no es opción viable”

Hay disposición al diálogo, pero hasta ahí

El segundo al mando en el gobierno de Jalisco dejó entrever que pese a las reuniones de pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo con el presidente de México y con el titular de Semarnat no son garantía de que se vaya a frenar el megaproyecto

Por Elizabeth Ríos Chavarría

Enrique Ibarra, secretario de Gobierno de Jalisco, consideró que no se echará abajo la obra de El Zapotillo, ya que se han gastado en ella “del erario público varios miles de millones de pesos”, además de que el criterio sustantivo para construirla “es el requerimiento del agua para consumo humano en primer lugar”, aclaró/Foto: Francisco Tapia

Enrique Ibarra, secretario de Gobierno de Jalisco, consideró que no se echará abajo la obra de El Zapotillo, ya que se han gastado en ella “del erario público varios miles de millones de pesos”, además de que el criterio sustantivo para construirla “es el requerimiento del agua para consumo humano en primer lugar”, aclaró/Foto: Francisco Tapia

Aunque señaló que no se pueden adelantar conclu­siones, tras las reunión que pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo tuvieron ayer con el presidente Andrés Manuel López Obrador por la presa El Zapotillo, desmante­lar el megaproyecto no es una opción viable, señaló el se­cretario General de Gobierno, Enrique Ibarra Pedroza.

Pobladores acudieron con autoridades federales a fin de dialogar sobre la presa y todo lo que conlleva el proyecto, a fin de lograr que éste no inun­de las comunidades en men­ción y se queden sin hogar.

A pesar de que Ibarra Pedroza aseguró que existe la disposición al diálogo, la postura del gobierno estatal es la del acuerdo pactado con autoridades de Gua­najuato para la distribución del agua, y que activistas han repudiado por temor a que se inunden Temacapu­lín, Acasico y Palmarejo.

“Yo no anticiparía víspe­ras en cuanto a los encuentros y las reuniones que están pen­dientes, y el gobierno del es­tado siempre ha tenido la ple­na disposición al diálogo con los habitantes de Temacapulín como de todas las comunida­des del estado”.

También aseguró que de cara a mantener la misma postura, el Ejecutivo no deja­rá de lado las resoluciones del a Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en torno a dejar la cortina de la presa a 80 metros y no aumentarla a 105, para no inundar todas las comunidades aledañas en su totalidad.

“El desmantelamiento (del proyecto) pues no se ve como una de las opciones de viabili­dad, porque es una obra en la que se han gastado del erario público varios miles de millo­nes de pesos, y aquí lo que se tiene que tener con claridad, como criterio sustantivo, es el requerimiento del agua para consumo humano en primer lugar. En este caso, como está en algunos de los decre­tos, también para actividades y quehaceres agropecuarios, que en esa región son de gran relevancia”.

Agregó que el abasto del agua es la meta y desafío principal del gobierno estatal en la materia, por lo que re­cordó el acuerdo pactado con Guanajuato, en el que se esta­blece que el 76 por ciento del agua del río Verde en la presa El Zapotillo será para Jalisco, mientras que el 24 para el es­tado vecino.

Publicado en: Página 24 Jalisco

Comparta Esta Información en: