Denuncian inseguridad en zona de las 9 Esquinas

Ya ni porque la fiscalía estatal está a unos pasos de aquí: Vecinos y comerciantes

Sospechosamente, parece como si los rateros supieran en qué momentos pasan los policías, porque minutos después ya hay gente asaltando, criticaron

Por Rafael Hernández Guízar

Aunque seguido pasan las patrullas de la policía estatal, y hay una cámara de videovigilancia conectada al C5, esto resulta insuficiente e incluso “inútil”, pues se siguen cometiendo delitos como el robo a mano armada, entre otros, sin que las autoridades sean capaces de ponerles freno/Fotos: Francisco Tapia

Aunque seguido pasan las patrullas de la policía estatal, y hay una cámara de videovigilancia conectada al C5, esto resulta insuficiente e incluso “inútil”, pues se siguen cometiendo delitos como el robo a mano armada, entre otros, sin que las autoridades sean capaces de ponerles freno/Fotos: Francisco Tapia

Vecinos y comerciantes del barrio de las 9 Esquinas en Guadalajara lamentaron la inseguridad que a diario azota en su comunidad, a pesar de la cercanía que tienen con la fiscalía estatal.

Aunque está en pleno cen­tro tapatío, y a dos cuadras de las oficinas de la fiscalía estatal, antes Secretaría de Seguridad Pública, las 9 Es­quinas se convirtió en un si­tio peligroso, tanto para los que hay radican, como para los pacientes.

Marta, una de las loca­tarias, dijo que constante­mente pasa la patrulla, sin embargo es insuficiente, e incluso “inútil”, la presen­cia de los uniformados pues pese a esto los delitos como el robo a mano armada se cometen sin que haya un freno de las autoridades.

“Pues sí, aquí a cada rato hay robos, y lo malo es que pareciera que los rateros ya saben a qué horas van a pa­sar los de la policía, en se­rio, se lo juro, eso parece, porque apenas pasa la patru­lla y no pasan ni 30 segun­dos cuando a veces ya están asaltando, y eso hace que la gente ya no quiere venir, y hasta uno mismo que vive aquí del comercio ya se la piensa cuando es de noche porque pasan borrachos, ra­teros, que andan haciendo sus dagas, y como que no se vale, la verdad”, señaló la molesta mujer.

–Oiga, pero aquí ensegui­da está la policía…

–Y de qué nos sirve, si como le digo pasa la patrulla y luego pasan los rateros, de qué nos sirve que haya tan­tos policías, es más de qué nos sirve que hasta algunas calles están cerradas con po­licías un lado y policías del otro; además si usted se fija hay un montón de cámaras de vigilancia pero no sirven, al menos eso es lo que nos dicen cuando hemos presen­tado las denuncias.

Aunque la seguridad en esta zona de la ciudad, hasta hace unos años era envidiable debido a la fuerte concentra­ción policiaca que existe en los alrededores, al momento se ha convertido en una zona desolada, y en la que fácil­mente delincuentes les arre­batan los teléfonos celulares

las personas, y hasta llegan los conocidos “motorrato­nes”, quienes hacen de la su­yas sin que las corporaciones policiales puedan siquiera contenerlos.

Publicado en: Página 24 Jalisco

Comparta Esta Información en: