Faltan mecanismos para inhibir niñez en situación de calle

“La ley está muy bonita, pero faltan recursos: Especialista argentino

Por Elizabeth Ríos Chavarría

Si bien en gran parte de América Latina existe la normatividad que busca inhibir el gran número de niños que viven en situación de calle, lo cierto es que poco es lo que se logra, pues en la práctica rara vez se aplican de forma correcta los mecanismos de atención, además de que escasea el capital por aplicar, consideró Guillermo César Illanes/Foto: Francisco Tapia

Si bien en gran parte de América Latina existe la normatividad que busca inhibir el gran número de niños que viven en situación de calle, lo cierto es que poco es lo que se logra, pues en la práctica rara vez se aplican de forma correcta los mecanismos de atención, además de que escasea el capital por aplicar, consideró Guillermo César Illanes/Foto: Francisco Tapia

Si bien en gran parte de América Latina existe la normatividad que busca inhibir el gran número de niños que viven en situación de calle, lo cierto es que poco es lo que se logra, pues en la práctica rara vez se aplican de forma correcta los mecanismos de atención, consideró Guillermo César Illanes, del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes Buenos Aires, Argentina.

En el conservatorio que se llevó a cabo en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), el experto habló sobre el proceso de trabajo en niñas, niños y adolescentes en situación de calle que ha llevado en Argentina.

Relató que desde la experiencia se ha constatado que sin importar el país, en Latinoamérica parece persistir ese modelo en el que por más que existan organizaciones o actores que busquen inhibir este problema, la forma de aplicarlo suscita que persista más que nunca.

“Las bondades o los avances que ha tenido la implementación de un sistema de protección integral puede llegar a dar cuenta de la complejidad. La institución y sus prácticas dejan ver una disociación entre la norma y las propias prácticas. La ley está muy bonita, el sistema de protección está muy bien planteado pero lo que tenemos en la práctica es fragmentación, falta de recursos, achicamiento de programas”.

El académico señaló que existe una sobre representación de grupos que buscan ayudar a este sector vulnerable de la sociedad, pero de manera constante -y pese a que existen legislaciones en la materia-, ni organizaciones, sociedad y gobierno logran hacer los suficiente, razón por la cual señaló como un reto el hacer efectivos todos aquellos mecanismos pero de acuerdo a cada uno de los contextos sociales a tratar.

“Si bien estos sistemas de protección han sido un avance en cuanto a la normativa, también la apuesta pasa por poder construirlo desde la práctica. Hacer prácticas esos principios, y eso es más fácil en algunos contextos”.

Recalcó la necesidad de preparar a la ciudadanía para enfrentar una realidad que lejos de disminuir aumenta cada vez más, a fin de trabajar y lograr llevar en la práctica acciones alejadas del asistencialismo que susciten el respeto total de los derechos humanos de este sector.

Publicado en: Página 24 Jalisco

Comparta Esta Información en: