Divulgación científica con mucha cafeína

En espacio informal, aunque riguroso

Por Pablo Miranda

El Café Scientifique es una iniciativa que impulsa el Centro de Promoción Cultural del ITESO, y tiene como finalidad ser un espacio para debatir sobre ciencias como biología, astronomía, física, entre otras, con un ambiente informal pero serio/Foto: Cortesía

El Café Scientifique es una iniciativa que impulsa el Centro de Promoción Cultural del ITESO, y tiene como finalidad ser un espacio para debatir sobre ciencias como biología, astronomía, física, entre otras, con un ambiente informal pero serio/Foto: Cortesía

Las paredes amarillas de Casa ITESO Clavigero reciben a los visitantes y el olor a café empieza a emanar. Los primeros que llegan se saludan como si fueran viejos amigos, y los últimos tienen suerte si logran encontrar una silla desocupada; como desde hace 14 años, el encuentro da inicio, y una vez más la ciencia es la protagonista en este foro de divulgación científica.

Con una historia de 14 años, el Café Scientifique es una iniciativa que impulsa el Centro de Promoción Cultural del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), y tiene como finalidad ser un espacio para debatir sobre ciencias como biología, astronomía, física, entre otras, con un ambiente informal pero serio.

“Invitamos a un científico o divulgador para que hable sobre algún tema que sea de su dominio; no utilizamos material audiovisual y el invitado puede hacer uso de 30 minutos. Se plantean las problemáticas, derroteros y dudas del tema, hacemos una breve pausa para llenar la taza de café, y a continuación viene la sección de preguntas y respuestas”, relata la maestra Maya Viesca Lobatón, coordinadora del Café Scientifique.

Como parte de la celebración por su decimocuarto aniversario, el primer martes de septiembre el Café Scientifique invitó al divulgador y científico argentino Diego Golombek, quien engrosó la fila de especialistas de múltiples disciplinas que han participado en este foro de divulgación desde hace más de una década.

Idea que traspasó continentes

Crear un espacio informal de divulgación científica es una idea que se reproduce en todo el mundo, y en Guadalajara no es la excepción. Viesca Lobatón señala que Café Scientifique se influenció del Café Philosophique, una iniciativa que surgió en Francia a finales de la década de 1980 y que buscaba ser un foro para debatir sobre filosofía.

El autor de esta idea, Marc Sautet, un filósofo francés que pretendía abrir más espacios para la divulgación de la ciencia, consideraba que esos conocimientos estaban disponibles solo para un público especializado; esta idea fue replicada en otros países como Reino Unido, menciona la coordinadora del Café Scientifique.

Viesca Lobatón recuerda que la iniciativa llegó al ITESO de parte de alumnos y maestros de la institución, quienes en conjunto con la universidad se encargaron de las primeras sesiones de lo que sería el Café Scientifique. Actualmente, con 14 años, este foro continúa realizándose cada primer martes de cada mes, con excepción de enero y agosto.

“Los asistentes ya saben que es el primer martes de cada mes; ahí se ve la misma gente, se conocen, platican y van personas nuevas que se van integrando, esto se vuelve un espacio con una suerte de comunidad”.

Científicos y cafeína para todos

La coordinadora del Café Scientifique asegura que han detectado tres tipos de perfil entre el público: aquellos que son asiduos asistentes; otro grupo que acude motivado por un tema específico de su interés, como matemáticas o biología, por ejemplo; y una última agrupación que asiste según coyunturas externas, como una invitación de un tercero.

Maya Viesca Lobatón menciona que los científicos invitados no pueden hacer uso de material para su diálogo, pues con esto se busca fortalecer la interacción directa entre el público y el ponente; también señala que se impulsa que el intercambio del diálogo sea en un lenguaje no especializado.

Además, todas las sesiones del Café Scientifique son subidas a una plataforma, donde hay registro en video y audio de los eventos anteriores. Viesca Lobatón asevera que actualmente se trabaja en actualizar esta información para contabilizar el alcance de las actividades que se comparten en la web.

“Empezamos a grabar las sesiones en septiembre de 2016 y hay videos que tienes dos mil o tres mil vistas; los videos se usan como material para clases, ahora estamos impulsando que eso que ya se hizo se utilice de otras maneras y en otros contextos”.

Por otra parte, Viesca Lobatón señala que desde Café Scientifique también trabajarán en el fortalecimiento de relaciones con otras iniciativas similares a esta, con la finalidad de consolidar una red de cafés científicos y así intercambiar experiencias exitosas que puedan ser replicadas. (Agencia Informativa Conacyt)

 

Publicado en: Página 24 Jalisco

Comparta Esta Información en: