La militarización no es la salida: Kumamoto

En vez de eso se deben generar policías confiables

La nueva ley de seguridad interior permitirá que el Ejército actúe sin nigún tipo de contrapeso o transparencia, algo que preocupa al diputado independiente con licencia

Por Elizabeth Ríos Chavarría

Antes que dar más poder a los militares, se debe “construir una estrategia bien pensada para que pueda suceder lo más pronto posible (su salida de las calles), de suerte que no se ponga en peligro la vida de las personas que están viviendo en regiones violentas”, criticó Pedro Kumamoto, preaspirante independiente a una curul en el Senado/Foto: Elizabeth Ríos Chavarría

Antes que dar más poder a los militares, se debe “construir una estrategia bien pensada para que pueda suceder lo más pronto posible (su salida de las calles), de suerte que no se ponga en peligro la vida de las personas que están viviendo en regiones violentas”, criticó Pedro Kumamoto, preaspirante independiente a una curul en el Senado/Foto: Elizabeth Ríos Chavarría

La Ley de Seguridad Interior va en contra de los derechos humanos y de la Constitución de México. El objetivo no debería ser el uso desmedido y descontrolado de la fuerza militar, sino suscitar herramientas para tener policías municipales confiables, señaló el diputado independiente con licencia, Pedro Kumamoto Aguilar.

Hace un par de semanas se avaló mencionada ley pese a las múltiples muestras de inconformidad por sus implicaciones; por su parte, Kumamoto Aguilar se sumó a las diversas voces inconformes por esta legislación.

Pese a que el estado y el país pasan por una ola de inseguridad crítica, uno de los motivos que han llevado a los impulsores de esta ley a defenderla, para el diputado con licencia esto no se justifica por nada.

“La Ley de Seguridad Interior es una ley que va en contra de los derechos humanos, va en contra de la Constitución de este país, y va en contra de entender que la justicia y la seguridad tienen que venir acompañados del fortalecimiento de las corporaciones policiacas, no el de entender que la militarización es la salida”.

Como muchas otras voces, Kumamoto Aguilar señaló que esta ley suscitará que sin ningún tipo de contrapeso de parte del Congreso u otra autoridad ni transparencia, se podrá hacer uso de la fuerza pública, aspecto crítico al que la ciudadanía no debería acostumbrarse por los riesgos e implicaciones que esto traerá en el futuro.

“¿Qué sí debe pasar?, fortalecer las policías, limpiarlas de cualquier acto de corrupción y de cualquier autoridad corrupta. ¿Qué debe de suceder? Fortalecer desde luego sus capacidades, entrenamiento. El objetivo debería de ser que cuando tú te pierdas en la calle, cuando eres niño, tus papás te digan que tienes que buscar a un policía municipal, porque esas son las personas más confiables. Ese debería ser nuestro objetivo, no nuestro objetivo el normalizar que el ejército esté en la calle”.

“Lo han dicho los organismos internacionales, la defensa de derechos humanos, y por eso mismo no hay que normalizarlo. Aunque insisto, eso no significa retirarlo inmediatamente, significa construir una estrategia bien pensada para que pueda suceder lo más pronto posible, de suerte que no se ponga en peligro la vida de las personas que están viviendo en regiones violentas”, agregó.

 

 

Publicado en: Página 24 Jalisco

Comparta Esta Información en: