Habrá más mala calidad del aire en la ZMG

Como resultado de “La Niña”

Además, investigadores de la Universidad de Guadalajara prevén un periodo seco durante los próximos meses, consecuencia del fenómeno ambiental

Si de por sí en los meses de diciembre, enero y febrero los contaminantes prevalecerán durante varias horas del día en el aire de la zona metropolitana, el fenómeno de “La Niña” agravará la situación, advirtieron expertos/Fotos: Cortesía

Si de por sí en los meses de diciembre, enero y febrero los contaminantes prevalecerán durante varias horas del día en el aire de la zona metropolitana, el fenómeno de “La Niña” agravará la situación, advirtieron expertos/Fotos: Cortesía

La contaminación del aire, que ha sido una constante en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) durante las últimas semanas, prevalecerá en los próximos meses por el calentamiento del Océano Pacífico ecuatorial, ocasionado por “La Niña”, lo que provocará que en Jalisco se reduzca la humedad y se agraven las inversiones térmicas en la ciudad.

“Este fenómeno genera trastornos de temperatura y humedad en todo el mundo. En nuestra región habrá prácticamente 40 por ciento de disminución en la probabilidad de lluvias, lo que significa que el ambiente estará más seco”, por lo que no habrá manera de que la contaminación que tenemos en la ciudad se disipe de manera húmeda, dijo el Director del Instituto de Astronomía y Meteorología (IAM), doctor Hermes Ulises Ramírez Sánchez.

El especialista exhibió, en un mapa, cómo en los meses de diciembre, enero y febrero los contaminantes prevalecerán durante varias horas del día.

Dijo que a la par de esto, la temperatura se incrementará, por lo que este invierno no tendrá temperaturas extremas como los anteriores.

“Esto no significa que no hará frío, porque cuando entren los frentes fríos vamos a sentirlo; pero, de manera estadística general, el principio del año va a ser más caluroso que lo normal”, compartió.

En lo que va de la temporada, estima que se han suscitado 50 precontigencias y contingencias en la ciudad, y que los pronósticos son una alerta para la población, pues se verá afectada en cuestiones de salud.

“Durante más de diez años hemos analizado que tenemos un incremento en las consultas por enfermedades agudas entre niños menores de 5 años, en el sector de salud pública. Se estima que, aproximadamente, hay más de 320 mil consultas por enfermedades respiratorias agudas anuales”, resaltó.

Los casos de afectación, destacó, son más comunes en el Sureste de la ciudad (Miravalle, Tonalá, Tlaquepaque y Tlajomulco), donde se agravan las inversiones térmicas, mismas que al año, en Guadalajara, se presentan entre 300 y 320 días.

Mencionó que los contaminantes más comunes son las partículas menores a 10 micras (PM10), seguido del ozono (O3), que influyen de forma dañina en los habitantes.

Entre los factores que contribuyen a que la ZMG tenga una mala calidad del aire, están: que se encuentra en un valle semicerrado que no da salida a los vientos, que la mayoría de éstos viajan a 4 kilómetros por hora, y que hay un parque vehicular de 2.1 millones que genera contaminantes.

Explicó que durante la temporada invernal a diario se presenta la inversión térmica, un fenómeno que consiste en que una capa de aire caliente no permite que el aire frío que está asentado en la ciudad salga, generando que las partículas contaminantes se asienten por mayor tiempo.

El director del IAM alertó que en otras urbes de Jalisco, como Puerto Vallarta, Ciudad Guzmán y Ocotlán, también se han identificado problemas en la calidad del aire, por lo que las instituciones estatales y la ciudadanía deben de seguir un plan en común para evitar el aumento de contaminantes. Recalcó que las obras en la ciudad ocasionan el entorpecimiento de la movilidad y, por ende, el aumento de contaminación en el aire.

Publicado en: Página 24 Jalisco

Comparta Esta Información en: