“Los caprichos de Alfaro nos matan de hambre”

El alcalde nos niega permiso para trabajar, denuncian calandrieros tradicionales

Quienes no aceptaron los vehículos eléctricos ahora son castigados duramente por el alcalde emecista, quien les exige un permiso para circular pero les rechaza los papeles; tienen tres semanas en esta situación en tanto que el mandatario se aferra a su determinación

Por Elizabeth Ríos Chavarría

Cuatro calandrieros se amarraron al edificio de la presidencia tapatía para evidenciar la cerrazón del alcalde Enrique Alfaro Ramírez, quien se encapricha en que acepten por la fuerza la renovación, lo que ha puesto en jaque a más de 70 choferes y propietarios que están en contra de los vehículos eléctricos/Foto: Francisco Tapia

Cuatro calandrieros se amarraron al edificio de la presidencia tapatía para evidenciar la cerrazón del alcalde Enrique Alfaro Ramírez, quien se encapricha en que acepten por la fuerza la renovación, lo que ha puesto en jaque a más de 70 choferes y propietarios que están en contra de los vehículos eléctricos/Foto: Francisco Tapia

Porque con el tema de las calandrias el alcalde Enrique Alfaro Ramírez ha sido tajante, omiso a los reclamos e insensible, pues no los han dejado trabajar desde hace 20 días, cuatro calandrieros comenzaron ayer a las afueras del ayuntamiento tapatío una huelga de hambre.

En entrevista para Página 24, los afectados platicaron que estas acciones derivaron de la insensibilidad de las autoridades quienes no les han dejado trabajar, supuestamente por la carencia de un permiso que antes no les pedían. A pesar de que en variadas ocasiones han tratado de seguir sus reglas para obtenerlo, denunciaron que la negativa ha sido total debido a su oposición a la renovación de las calandrias por los vehículos eléctricos.

Aseguraron que se quedarán a las afueras del ayuntamiento, encadenados, hasta que los atiendan y para visibilizar con la ciudadanía el despojo y engaños a los que han sido sometidos, a costa de su bienestar y el de sus familias, al quitarles su fuente de empleo.

“Estamos para presionar a Alfaro, para ver si nos da el permiso municipal que les está dando a todos los que andan trabajando ahorita. A ellos se les dio (el permiso) porque firmaron el comodato de los carros eléctricos y nosotros nos oponemos porque hay muchas cosas que no nos gustaron (…). Esto ya es capricho del señor tenernos así. Metimos amparos y nos metieron el pie, fuimos a derechos humanos y nunca procedió. Queremos trabajar”, mencionó uno de ellos.

Reafirmaron su postura al no aceptar los vehículos eléctricos, pues en todo este proceso de renovación les han ido cambiando reglas, al grado de querer darles en comodato unos vehículos que en un inicio les habían dicho les donarían, rechazo que les ha llevado a sufrir el desdén de las autoridades municipales, pues ahora les quieren exigir un permiso para trabajar que antes no les pedían y que no les permiten sacar.

Acusaron que la cerrazón de Alfaro Ramírez no es más que mero capricho e imposición, a fin de que acepten por la fuerza la renovación, situación que puso en jaque a más de 70 compañeros entre choferes y propietarios, quienes en más de una ocasión han manifestado estar en contra del nuevo modelo.

Expresaron que lo único que desean es trabajar, pues con más de dos semanas se han visto en problemas financieros, al grado de vender uno de los caballos o pedir préstamos para poder subsistir, e hicieron un llamado a los tapatíos a ver la realidad de toda esta situación.

También, lamentaron que cinco compañeros cedieran a las presiones del municipio, pues ayer en la mañana firmaron por la renovación, motivo por el que creen hoy mismo se les verá trabajando por las calles de la ciudad.

“Ruta de trabajo ya establecida”

Pese a que no quiso dar entrevista luego de la presentación de la tercera escultura del programa de arte urbano, el alcalde Enrique Alfaro Ramírez habló poco sobre la huelga; señaló que cada quien está en su derecho de manifestarse, pero que la ruta de las calandrias y su renovación ya se estableció desde hace mucho tiempo.

“Ya expliqué mi posición al respecto, tienen derecho de manifestarse como gusten, en esta ciudad se garantiza siempre eso, pero ya la postura y la ruta de trabajo en ese proyecto ya está clara desde hace mucho”.

Publicado en: Página 24 Jalisco

Comparta Esta Información en: