Aspirantes a Tribunal de Justicia prometen “verdaderos cambios”

Hay rostros conocidos que buscan hueso…

No bien se plantaron ante diputados locales, los distintos perfiles que aspiran a trabajar en el Sistema Anticorrupción se dijeron “blancas palomitas” y cien por ciento dispuestos a trabajar por el bien del pueblo

Por Elizabeth Ríos Chavarría

La mayoría de los perfiles coincidieron en un actuar con transparencia, apegado a la ley y con la disposición de sancionar las irregularidades como parte de este combate a la corrupción/Fotos: Elizabeth Ríos Chavarría

La mayoría de los perfiles coincidieron en un actuar con transparencia, apegado a la ley y con la disposición de sancionar las irregularidades como parte de este combate a la corrupción/Fotos: Elizabeth Ríos Chavarría

Entre promesas de un verdadero cambio y un certero combate a la corrupción, fue como se desarrollaron las entrevistas de aquellos quienes buscan uno de los tres lugares en la Sala Superior del Tribunal de Justicia Administrativa, del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA).

Otra racha de comparecencias ha pasado en la conformación del SEA, y al haber sido turno de aquellos que buscan ser magistrados de la nueva Sala Superior, la mayoría de los perfiles coincidieron en un actuar con transparencia, apegado a la ley y con la disposición de sancionar las irregularidades como parte de este combate a la corrupción.

Mientras unos recalcaron la necesidad de imponer candados en las afirmativas fictas y otros de cómo con estas herramientas no desaparecerá la corrupción si el funcionario en verdad no se compromete a trabajar para ello, diputados encargados de moderar las entrevistas lo hicieron sin grandes cuestionamientos a los perfiles.

“La corrupción no sólo es un tema de gobierno o de unas cuantas empresas que se dedican a la obra pública, el tema de la corrupción empieza con una falta de respeto a la cultura de la legalidad por parte de la ciudadanía (…). Esto, es la base de la corrupción que el país vive, es un problema de todos”, refirió uno de los aspirantes, Jacinto Silva Rodríguez.

Enaltecer la promoción de la cultura de la legalidad así como su respecto en todos los aspectos; la transversalidad de los derechos humanos en el combate a la corrupción; y la innovación para hacer de las herramientas tecnológicas un ejercicio más certero, también fueron algunos de los puntos tocados por los aspirantes.

Los diputados deberán elegir a los tres futuros magistrados el 14 de diciembre próximo, y entre los perfiles sobresalen el presidente del Tribunal Administrativo, Laurentino López Villaseñor; el ex secretario general de Congreso del Estado, Jesús Reynoso Loza; y el polémico Armando García Estrada, magistrado del TAE.

Exposición de credenciales

Más allá de exponer su plan de trabajo, en caso de quedar electo como uno de los magistrados de la nueva Sala Superior, José de Jesús Reynoso Loza –quien hace no mucho trabajaba en el Congreso local– resaltó sus credenciales como la prueba del desempeño que tendrá en el Tribunal de Justicia Administrativa.

“En todo este tiempo, en todos estos años he desempeñado la función pública, bajo un principio que es el principio que debe de regir todos los actos de los servidores públicos; el principio de legalidad. Todos los actos que emiten, deben de basarse exclusivamente en este principio y no en ocurrencias como constantemente vemos que se hace”, presumió.

Además, recalcó que durante su carrera no ha sido denunciado y ni ha recibido queja alguna por su actuar, por lo que de llegar al cargo, priorizaría el aspecto administrativo pues en el Congreso local trabajó bien al respecto. Todo esto, sin grandes cuestionamientos por parte de diputados o integrantes del Comité de Participación Social, quienes prácticamente lo dejaron pasar en limpio.

“Como servidor público uno tiene que cumplir con la ley; yo lo que pretendo, de llegar al Tribunal de Justicia Administrativa, es aplicar estrictamente la ley”, concluyó.

Sin conflicto su postulación

Pese a los señalamientos y las dudas en torno al Tribunal Administrativo del Estado y las salas unitarias en el actuar de sus integrantes, su presidente, Laurentino López Villaseñor dijo no ver ningún problema en su postulación; por el contrario, la calificó como hasta “obvia” por la amplia experiencia con la que cuenta.

“Realmente el punto es que yo creo en la experiencia, yo lo que hice ya lo hice antes que supiera que iba a haber una modificación constitucional; salimos con cero observaciones del congreso, logramos ahorros en buscar asesorías externas hasta por 11 millones de pesos en la Secretaría de Hacienda. Antes de que siquiera hubiera un tema aspiracional en esta cuestión”.

Durante su comparecencia, recalcó la importancia de difundir la actividad del Tribunal Administrativo para que la sociedad esté más enterada de sus funciones, así como en la capacitación de los secretarios para una mejor labor.

“Héroe en esta sociedad”

El polémico magistrado del TAE, Armando García Estrada, no solo habló de que para combatir la corrupción hace falta atacar la impunidad, sino que presumió su experiencia de 30 años como juzgador, lo cual lo hará un perfil idóneo para el cargo.

Aseguró que no existe “ninguna resolución” de la cual se tenga que avergonzar, pues ni una de ellas ha afectado “los intereses de la sociedad que haya agravado o violentado derechos humanos”, esto a pesar de múltiples señalamientos en su contra.

“Tengo mi trabajo profesional aseado, ético (…). No he vivido en impunidad porque no soy juez penal. El que conoce mi historia sabe perfectamente cuando fui juez civil cómo fue mi trayectoria, por qué fui censurado; por proteger el tema del anatocismo respecto de los deudores de la banca, eso en lugar de hacerme un hombre de mal me convierte en un héroe en esta sociedad. Nunca he actuado fuera de la ley”.

Respecto al descrédito que existe hacia su persona lo negó al señalar que nunca se le ha probado nada, ya que ha sido más fácil hablar y atentar en su contra en lo mediático.

Durante su comparecencia el diputado Augusto Valencia lo criticó por su labor como juzgador, envuelto en resoluciones polémicas, aspecto que dio pie a un ligero enfrentamiento en donde al final a García Estrada no se le permitió responder las acusaciones por la dinámica de las entrevistas.

En total son 72 aspirantes los que buscan una de las magistraturas de la Sala Superior del Tribunal de Justicia Administrativa. De acuerdo con las convocatorias, los nombramientos se darán por periodos escalonados: mientras el primer electo durará cinco años, el segundo seis y el tercero siete. Los tres tendrán posibilidad de ser reelegidos por un segundo periodo de siete años más.

 

Publicado en: Página 24 Jalisco

Comparta Esta Información en: