“No daremos calandrias eléctricas a ‘cuates’”

Sólo reconoceremos a los 39 dueños: Alfaro

El alcalde tapatío recalcó una vez más que quienes quieran trabajar en el nuevo modelo serán bienvenidos, y que los choferes que no son propietarios tienen que revisar su situación

Por Elizabeth Ríos Chavarría

Según el alcalde tapatío, la “perspectiva de modernidad” que supuestamente tienen los vehículos eléctricos que sustituirán a las tradicionales calandrias está generando “una reacción muy interesante en muchos lugares del mundo”, pues quieren copiar este modelo ‘amigable’ con los animales/Foto: Cortesía

Según el alcalde tapatío, la “perspectiva de modernidad” que supuestamente tienen los vehículos eléctricos que sustituirán a las tradicionales calandrias está generando “una reacción muy interesante en muchos lugares del mundo”, pues quieren copiar este modelo ‘amigable’ con los animales/Foto: Cortesía

La repartición de las nuevas calandrias eléctricas en Guadalajara se dará solo a los 39 propietarios; no se otorgarán nuevos permisos ni mucho menos se dará a “los cuates”, aseveró el alcalde emecista Enrique Alfaro Ramírez.

El pasado 27 de septiembre en la gaceta municipal se publicó el listado de los 39 dueños de las calandrias tradicionales. Con la renovación que se encuentra en puerta, a fin de reemplazar el carruaje por vehículos eléctricos, han sido varias las muestras de inconformidad por un sector de calandrieros que se oponen al cambio; sin embargo, para el alcalde tapatío sólo se reconocerán los derechos de los dueños, y no de aquellos choferes que han exigido un permiso nuevo.

“Desde un principio se dijo que se iba a respetar el número de calandrias, no se trata de dar nuevos permisos a los cuates ni de inventar nuevos derechos de personas que quieran prestar este servicio. Se trata de respetar la capacidad de carga que tiene el centro de la ciudad para el tema de las calandrias, y tendrán una calandria aquellos que hayan acreditado la propiedad de la misma y su antigüedad en la prestación del servicio”.

Respecto a la situación laboral de los choferes, el emecista se deslindó al explicar que el tema es competencia de ellos, pues el municipio no tiene injerencia para regularlo, ya que si un propietario contrató a alguien, del mismo dependerá si continuará laborando luego de que se haga la renovación. Cabe recordar que aunque son 39 propietarios, 110 personas son las que conducen las calandrias de la ciudad.

“Eso no podemos nosotros garantizarlo, porque eso no lo regula el municipio (…). Entonces, en ese sentido nosotros lo que hacemos es reconocer los derechos de los que tienen una calandria desde hace muchos años, y entregarles una nueva calandria para que puedan ejercer su profesión. Si ellos contratan a un chofer o no, pues es decisión de los calandrieros, no del gobierno municipal”.

Pese a que reiteró que seguirán con los acuerdos que sí se tienen con el gremio, el emecista aseveró que quien quiera entrarle al nuevo esquema será bienvenido pues el que no “se puede dedicar a otra cosa”.

“El gobierno lo que va a garantizar es que la gente pueda continuar con su fuente de trabajo, que la tradición de Guadalajara se mantenga y se renueve con una perspectiva de modernidad, que yo creo que está generando además en muchos lugares del mundo, una reacción muy interesante de querer copiar un modelo que respeta la agenda de protección de los derechos de los animales y que protege la agenda de cuidado del medio ambiente al ser vehículos eléctricos”, presumió.

Publicado en: Página 24 Jalisco

Comparta Esta Información en:
468 ad