Mintió el gobierno: La gasolina no bajará

Incluso podría subir dos o tres pesos el próximo año: Pablo González

Además, se analiza desde la federación incrementar el polémico IEPS, con lo que se obtendrían recursos –supuestamente– para apoyar a los damnificados de los sismos de septiembre

Por Francisco Andalón López

“Es una fantasía, una mentira del gobierno de la República el decir que iban a bajar los precios. La expectativa de precios con la eliminación del subsidio que es estímulo fiscal supuestamente de Hacienda, puede subir dos pesos o tres pesos por litro”, sentenció Pablo González, líder de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros/Foto: Francisco Andalón López

“Es una fantasía, una mentira del gobierno de la República el decir que iban a bajar los precios. La expectativa de precios con la eliminación del subsidio que es estímulo fiscal supuestamente de Hacienda, puede subir dos pesos o tres pesos por litro”, sentenció Pablo González, líder de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros/Foto: Francisco Andalón López

La tan prometida reducción de los precios de la gasolina por parte del gobierno federal es una fantasía, porque esto no ocurrirá; las transnacionales que han llegado a nuestro país siguen comercializando con el producto que les vende la empresa paraestatal Petróleos Mexicanos (Pemex) y sería muy costoso para ellos importar su propia gasolina, consideró Pablo González, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas).

“Los precios de las gasolinas no van a bajar, es una fantasía del gobierno, una mentira del gobierno de la República el decir que iban a bajar los precios. La expectativa de precios con la eliminación del subsidio que es estímulo fiscal supuestamente de Hacienda, puede subir dos pesos o tres pesos por cada litro”.

En entrevista con Página 24, detalló que aunado a esta mentira, para el próximo año se prevé aumentar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para apoyar en la reconstrucción de las zonas afectadas por los sismos de septiembre, por lo que este cobro se les cargará a los consumidores y el costo podría ser de hasta dos pesos más por litro a partir del 1 de enero de 2018”.

“Pero si este impuesto lo quieren subir, para tener recursos para la reconstrucción del país, entonces se va a utilizar como ya está siendo ahorita el precio de la gasolina como un sistema de recaudación de impuestos ahorita para aplicarse a los hermanos que están en desgracia, eso lo determinará el gobierno, pero sí el panorama es de que los precios de la gasolina no van a bajar”.

En el caso de Jalisco, a partir del 1 de diciembre, el precio de la gasolina quedará liberado, por lo que el cobro dependerá de las condiciones del mercado.

Promesas incumplidas

En enero de 2015, Enrique Peña Nieto, presidente de México, aseguró que con la reforma energética y hacendaria, se reduciría el costo del hidrocarburo y no habría más gasolinazos como había ocurrido en el pasado.

“Este 2015 ya no habrá gasolinazos; gracias a la reforma hacendaria, por primera vez en cinco años ya no habrá incrementos mensuales a los precios de la gasolina, el diésel y el gas LP”.

Pero esta promesa se quedó sólo en palabras a inicios de este año, puesto que el precio de este insumo aumentó 20 por ciento como parte de la reforma energética, quitando parte del subsidio que se le daba y con la intención de que otras empresas transnacionales pudieran ingresar a vender sus productos.

Pero de las 12 mil estaciones de servicio que hay, apenas en 12 se tienen otras compañías, que no pueden traer sus productos por el costo que esto implica y será hasta en un largo plazo cuando podría darse esta medida.

Publicado en: Página 24 Jalisco

Comparta Esta Información en:
468 ad