Ahora quitan pasamanos en accesos del tren ligero

El Siteur dificulta movilidad a ancianos

La medida supuestamente se tomó para que la gente no se quede en los accesos de los vagones y se recorran hacia los costados, pero sólo ha complicado el ingreso y salida de los pasajeros

Por Francisco Andalón López

Hubo usuarios que consideraron que retirar los pasamanos no ha servido de nada, puesto que la gente sigue parada en los accesos de los vagones, con la diferencia que ahora se detienen de los tubos de los costados, por lo que se generan más dificultades para entrar y salir del tren/Foto: Francisco Andalón López

Hubo usuarios que consideraron que retirar los pasamanos no ha servido de nada, puesto que la gente sigue parada en los accesos de los vagones, con la diferencia que ahora se detienen de los tubos de los costados, por lo que se generan más dificultades para entrar y salir del tren/Foto: Francisco Andalón López

El retiro de los pasamanos en los accesos de los vagones del tren ligero ha provocado algunos accidentes entre los usuarios, principalmente de adultos mayores que han caído o han estado a punto de caer porque no tienen de dónde detenerse.

Rosa Eugenia Martínez es una usuaria asidua, quien tiene más de 70 años de edad y antes, cuando menos, al acercarse a la puerta de salida tenía la oportunidad de detenerse del pasamanos, pero ahora ha quedado en la indefensión.

“Pues para evitar caerse uno, yo que estoy con el bastoncito una muchacha me dio la mano, si no ahí me hubiera caído, pero sí hace falta, lo de los muchachos que andan con las mochilas también es una cosa tremenda porque se suben con semejante mochilota, se voltean y le dan a uno en la cara”, señaló esta mujer.

De acuerdo con información proporcionada por el Sistema de Tren Eléctrico Urbano (Siteur), esta medida se tomó para que la gente no se quede en los accesos de los vagones y se recorran hacia los costados, para que más gente pueda acceder al servicio, algo que se complicaba en horas pico.

Aunque para algunos usuarios, sobre todo jóvenes, consideraron que esta medida no ha servido de nada, puesto que la gente sigue ahí, con la diferencia que ahora se detienen de los tubos de los costados y esto provoca más complicaciones para ingresar o para bajar de los vagones.

“Bueno, a nosotros no creo que no nos hace falta, porque somos como jóvenes que tenemos la capacidad pero a adultos mayores o personas que tienen alguna discapacidad yo creo que sí les haga falta, en un frenón puedes tropezar o algo”, indicó Jair López, estudiante de universidad.

“Pues sí porque o sea, hay a lo mejor personas que no tienen el soporte necesario, entonces yo digo que sí sería una gran ayuda para esas personas”, de acuerdo con Juan Carlos, otro estudiante.

Esta medida ha provocado inconformidad entre los usuarios, puesto que al momento de frenar el tren, en muchas ocasiones lo hacen bruscamente y no hay de dónde detenerse, por lo que los pasajeros chocan unos con otros.

Por el contrario, consideraron que si el Siteur pretende ampliar la capacidad de atención para los usuarios, debería de implementar los tres vagones en ambas líneas, en vez de los dos que aún se mantienen para toda la gente.

En el caso de la línea 2, se construyó con la expectativa de que, cuando se requiriera, se pusieran en marcha los tres vagones, por lo que no hace falta alguna adecuación, simplemente tendrían que programar el aumento como la gente espera.

En cuanto a la línea 1, desde hace cinco años que se prometió que se realizarían obras de ampliación que no han sido concluidas y por ende, no se pueden usar tres vagones, de ahí que por las mañanas la gente tenga que hacer fila en la entrada de Periférico Sur porque este sistema ya ha sobrepasado su capacidad.

 

Publicado en: Página 24 Jalisco

Comparta Esta Información en: